Actualidad

PLATAFORMAS DIGITALES

La serie ‘La templanza’ se estrena en Amazon Prime Video

Leonor Watling y Rafael Novoa “dan vida” a la novela de María Dueñas

Leonor Watling es Soledad Montalvo, nieta de un bodeguero de Jerez de la Frontera.
Leonor Watling es Soledad Montalvo, nieta de un bodeguero de Jerez de la Frontera.
AMAZON PRIME VIDEO

El México minero del siglo XIX, el esplendor de las bodegas de Jerez de la Frontera o una Habana colonial donde todavía existía la esclavitud son los principales escenarios por los que transcurre la serie La Templanza, la adaptación de la novela de María Dueñas, que estrena versión audiovisual hoy en Amazon Prime Video.

Diez capítulos donde los espectadores vivirán las adversidades que sufre Mauro Larrea (interpretado por el colombiano Rafael Novoa), un viudo español que decide irse con sus dos hijos pequeños a “hacer las américas”, tras la muerte de su esposa. En México se hace rico, se arruina y tiene que reinventarse.

Alguien que “ha venido de la nada, ha tenido todo, ha vuelto a perder y tiene la fuerza para seguir tirando”, un hombre que aunque tiene pinta de “galán”, en el fondo está “roto por dentro”, cuenta a Efe en una vídeo entrevista Leonor Watling, compañera de reparto del colombiano.

Rafael Novoa da vida a Mauro Novoa, un viudo español que se va con sus dos hijos a “hacer las américas”.
Rafael Novoa da vida a Mauro Novoa, un viudo español que se va con sus dos hijos a “hacer las américas”.
AMAZON PRIME VIDEO

Ella interpreta a Soledad Montalvo, nieta de un bodeguero de Jerez de la Frontera que se ve obligada a casarse con un empresario británico importador de vinos, mucho mayor que ella. Una mujer que se dedica a su familia y trata de ser feliz con “lo que le ha tocado” pero que, tras la enfermedad de su marido, tiene que tomar las riendas.

“En el fondo (las mujeres) no hemos cambiado tanto, había muchas mujeres muy intrépidas en el siglo XIX (...). El juego era otro y las reglas eran otras. Si te tenías que casar con un señor te casabas, pero eso no quería decir que por dentro no tuvieras las mismas pulsiones y e inquietudes”, añade la actriz.

A través de las historias de Mauro y Sol, que caminan en paralelo en la pantalla, La Templanza es un viaje a una época donde la esclavitud estaba vigente en países como Cuba y en el que los barcos tardaban semanas en atravesar océanos y simbolizaban, en muchas ocasiones, un nuevo comienzo para sus pasajeros.

Una fiel adaptación

El estreno de la serie supone la vuelta a la pequeña pantalla de la escritora superventas María Dueñas, unos años después de que la adaptación de El tiempo entre costuras, su primera novela, se convirtiera en la serie española más vista hasta entonces (2013).

”Es una serie excelente y está mi libro en ella (...). Para mí lo principal es que mi novela está ahí dentro, no hay tergiversación ninguna”, cuenta a Efe Dueñas, quien asegura estar “encantada y agradecida” con el resultado ya que “hay un enorme respeto” por su trabajo.

”Es una serie excelente y está mi libro en ella"

Como ya sucedió con El tiempo entre costuras, en el equipó de guion está Susana López Rubio, quien cree que la comunicación con Dueñas es una de las principales claves para que “los lectores del libro estén contentos con la adaptación”.

“Hay muchos escritores que prefieren no involucrase, pero para los guionistas, a la hora de hacer la adaptación, (la comunicación) es clave. Ella (Dueñas) siempre está disponible y las ideas que aporta son increíbles”, añade una de las guionistas de esta serie producida por Atresmedia Studios (Buendia Estudios) en colaboración con Boomerang TV y que está dirigida por Guillem Morales, nominado a los Goya y los Bafta, y los ganadores de sendos Goyas por Mejor Cortometraje de Ficción, Alberto Ruiz Rojo y Patricia Font.

Lazos entre Latinoamérica y España

Rafael Novoa llegó a La Templanza tras un “casting bastante complejo” que pasó por varios países de Latinoamérica. “Me lo gané”, cuenta a Efe, satisfecho con su trabajo y con el hecho de que haya cada vez más lazos audiovisuales entre Latinoamérica y España.

“Las fronteras se están rompiendo y hay esa integración cultural y esa posibilidad de que alguien en Latinoamérica vaya a realizar una proyección en Europa y viceversa (…). Hay una universalización impresionante y eso es muy enriquecedor”, añade el actor.

La serie cuenta con un equipo internacional de más de 130 actores entre los que están el español Emilio Gutiérrez Caba, la beninesa Bella Agossou, el británico Nathaniel Parker, los mexicanos Raúl Briones y Esmeralda Pimentel o la colombiano-española Juana Acosta, quien interpreta a Carola Gorostiza, una “mujer avanzada a la época” que más que ser “la mala” de la serie es “una superviviente”.

Es una mujer libre, infiel, se mueve en un mundo de hombres y en el mundo de los negocios, una mujer que no tiene miedo ni límites”, apunta la actriz, acompañada en la entrevista de su polo opuesto en la serie, el mexicano Raúl Briones, quien interpreta a Santos Huesos, un indio fiel que es capaz de dar la vida por su patrón.

"Aunque uno esté encerrado en cuatro paredes, puede considerarse libre"

“(Este papel) ha sido una gozadera. Es un reto muy importante porque habla de una herida terrible de la humanidad, que tiene que ver con el tráfico de las personas y con las distintas jerarquías, clases, castas, razas, todas estas etiquetas que nos vamos poniendo a lo largo de la historia”, apunta a Efe Briones.

Habla así “no de manera directa, sino simbólica” de un problema que en países como México sigue vigente, el de los pueblos indígenas que siguen “flagelados y lastimados”.

“Me parece muy importante esta serie porque creo que la libertad es mental y que, aunque uno esté encerrado en cuatro paredes, puede considerarse libre. Ese es el regalo de Santos Huesos al mundo”, añade. 

Etiquetas