Actualidad

VACUNACIÓN

Alemania se abre a un acuerdo sobre la vacuna rusa Sputnik

El Gobierno está dispuesto a negociar un contrato bilateral con el fabricante si la EMA la autoriza

El ministro de Sanidad alemán, Jens Spahn, visitó este lunes un centro de vacunación en Berlín.
El ministro de Sanidad alemán, Jens Spahn, visitó este lunes un centro de vacunación en Berlín.
Michael Kappeler / Efe

Alemania está dispuesta a negociar un contrato bilateral con el fabricante de la vacuna rusa contra la covid, declaró este jueves el ministro de Sanidad, Jens Spahn, que además se mostró partidario de aplicar un confinamiento más estricto en el país. Spahn precisó que las eventuales entregas de la vacuna rusa se harían una vez que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) haya emitido la correspondiente autorización, según declaró a la emisora WDR.

El ministro añadió que el endurecimiento que apoya de las medidas contra la propagación de la pandemia se levantaría una vez que se volvieran a registrar cifras menores de nuevos contagios. Spahn explicó que Rusia “debe suministrar datos” que conduzcan a la aprobación de la vacuna por parte de la EMA.

El ministro agregó que había explicado a sus homólogos de la Unión Europea (UE), en la reunión que mantuvieron este miércoles, que Berlín está dispuesta a hablar “de manera bilateral” con Rusia y precisó que en primer lugar Moscú debería precisar qué cantidades de Sputnik podrían suministrarse.

Spahn indicó que, para que la vacuna rusa pudiera influir en el desarrollo de la campaña de vacunación en Alemania, las entregas de la Sputnik deberían producirse “en los próximos dos a cuatro o cinco meses” y declaró que espera de Rusia compromisos vinculantes sobre qué cantidades podrían llegar a Alemania.

Las declaraciones de Spahn se conocen después de que el miércoles el estado alemán de Baviera anunciara que firmará un preacuerdo para comprar 2,5 millones de dosis de la vacuna rusa, condicionado también a que las autoridades europeas aprueben su uso.

El primer ministro del “Land”, Markus Söder, indicó que ha habido ya una “prenegociación” con las autoridades rusas para recibir esos suministros, que quedan supeditados a las decisiones de la EMA.

Por otra parte, la Comisión Europea negó este jueves firmemente que la decisión de Alemania ponga en riesgo la estrategia común de la UE para la compra centralizada de sueros. “Tenemos una estrategia europea de vacunas basada en la negociación con una serie de empresas que han sido identificadas. El hecho de que los Estados miembros decidan comprar vacunas de otros productores, y ya ha ocurrido en Hungría, no es el fin de la estrategia”, subrayó el portavoz del Ejecutivo comunitario, Éric Mamer.

Son dos cosas diferentes. La respuesta es claramente y simplemente no”, reiteró sobre si el anuncio realizado este jueves por el ministro de Sanidad de Alemania, Jens Spahn, supone el fin de la estrategia centralizada de compra de vacunas.

Etiquetas