Actualidad

NUEVAS TECNOLOGÍAS

Fabricar armas en 3D, la opción que puede atraer a los lobos solitarios

La Policía detuvo en Tenerife a un hombre como responsable del primer taller clandestino de fabricación de armas con impresoras 3D

Imagen de un arma fabricada con una impresora 3D
Imagen de un arma fabricada con una impresora 3D
S.E.

No ha revelado sus intenciones, pero la Policía tiene claro que el primer detenido en España con armas fabricadas con impresoras 3D no reúne el perfil de un mero coleccionista. Los investigadores sospechan que estas pistolas caseras pero eficaces para dos o tres usos pueden ser una opción atractiva para los lobos solitarios.

Hace una semana la Dirección General de la Policía hacía pública la detención en septiembre en Santa Cruz de Tenerife de un hombre como responsable del primer taller clandestino de fabricación de armas con impresoras de tres dimensiones.

A ellas llegaron los agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional tras más de un año de pesquisas junto con funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria.

Un hallazgo muy relevante, destacan a Efe fuentes del grupo de lucha contra el tráfico ilícito de armas, pues el uso de las nuevas tecnologías para la comisión de delitos es una de las amenazas a la seguridad que más preocupa en todo el mundo.

Sin número de serie y fáciles de pasar los controles

En el caso de las armas la inquietud es creciente porque el empleo de estas impresoras, consideradas un bien legal y que apenas rondan los 300 euros, puede hacer proliferar el mercado negro de armas, donde su seguimiento es complejo pues las armas 3D no cuentan con número de serie.

Son fáciles de transportar y, al ser de plástico, también resulta sencillo que su portador eluda los arcos de detección de metales. Por eso, a las fuerzas de seguridad les preocupa que estos artilugios acaben en manos de lobos solitarios que no necesitan infraestructura ni órdenes para perpetrar su acción.

Esa posibilidad fue la que llevó a detener de inmediato a J.M., de 55 años en Santa Cruz de Tenerife, con el antecedente de que en octubre de 2019 un joven alemán de 27 años y de extrema derecha cometió un ataque terrorista contra una sinagoga judía. El joven retransmitió en directo y utilizó, entre otras armas y explosivos, un fusil fabricado con una impresora 3D.

Administrador en un geriátrico que compraba piezas de armas a China y EEUU

El detenido en España no ha aclarado a la Policía por qué disponía ya de 19 armazones de armas cortas, por lo que la investigación prosigue.

Lo que tienen claro es que no se trata de un coleccionista que quiera tener una réplica de una pistola concreta, ya que en el domicilio hallaron todas las piezas necesarias para hacer operativas, como varillas, alzas, puntos de mira, disparadores, muelles, martillo o percutores.

Nacido en Francia y de padres españoles, el detenido residía desde hacía unos años en Tenerife, donde trabajaba como administrador en un geriátrico. Una vida tranquila y sin problemas sobre la que los agentes ponen la lupa cuando a su domicilio comienzan a llegar paquetes de compras que hace "online" a China y EEUU.

Son piezas de armas. Y es que, además de las dos impresoras 3D y las 11 bobinas de filamento para imprimir, el detenido disponía de nueve cargadores, dos silenciadores, dos correderas de arma corta sin numeración, dos piezas para estriar cañones, dos agujas percutoras, una réplica de fusil de asalto AR-15 de Airsoft, una carabina con mira telescópica, varios tubos metálicos para hacer cañones, un visor holográfico y un molde de plástico para hacer armazones.

Una larga lista a la que su unen dos pistolas táser, cinco cuchillos, un machete y una katana. También sustancias químicas susceptibles de ser utilizadas en la elaboración de artefactos explosivos como pólvora negra, aluminio, nitrato o acetona.

El arsenal del que disponía acaba aquí, pero a los especialistas de Información les resulta revelador el hallazgo de más de 30 manuales, entre ellos un "manual terrorista", otros de guerrilla urbana y militares, y varios documentos sobre la fabricación casera de explosivos, sobre el uso y manejo de armas de fuego y de fabricación de armas de fuego en impresión 3D.

Una de las inspectoras de este grupo, que además lidera el grupo europeo de trabajo en la lucha contra las modalidades emergentes en el ámbito de las armas, señala a Efe que son esos manuales y los objetos con simbología supremacista -banderas y una funda para pistola con el emblema nazi- los que hacen saltar las alarmas del potencial peligro de esa persona.

Una década en EEUU que aumentaron su pasión por las armas

"No nos ha dicho si las armas eran para él, si las iba a vender o si tenía compradores", asegura a Efe la inspectora, que sí señala lo que el detenido reveló en comisaría y que también configura el perfil del arrestado.

J.M. se fue de joven a Venezuela y allí ingresó en el Ejército, por lo que no era un novato en el contacto con las armas. Sin embargo, fue en EEUU donde residió durante una década. Allí frecuentó galerías de tiro y "su pasión creció radicalmente".

Por motivos que los investigadores prefieren no detallar pero relacionados con su situación familiar, el arrestado acaba en Santa Cruz de Tenerife, donde en septiembre es detenido e ingresa en prisión por orden de un juzgado tinerfeño.

Un arma hecha en casa para dos o tres usos

La Policía se muestra satisfecha con esta pionera operación que deja constancia de que con una impresora no solo ya se fabrican en España prótesis o pantallas protectoras anti-COVID-19, sino también armas que en pocas horas pueden ser disparadas.

El primer modelo de arma 3D lo diseñó, como no podía ser de otra manera, un norteamericano. Desde entonces los manuales de fabricación han ido poco a poco estando al alcance de quien los busca.

Tras el verano, la Policía Nacional acogerá en su sede central de Madrid, en el complejo de Canillas, un congreso internacional dedicado a las armas de fuego y amenazas emergentes en el siglo XXI.

Demostrarán en tiempo real cómo se fabrican estas armas, cuánto tiempo es necesario para ensamblar todas las piezas y su corta pero letal eficacia.

Etiquetas