Actualidad

CORONAVIRUS

Las Comunidades empiezan a aplicar sus propias medidas

Varias regiones han recurrido a la Justicia para imponer limitaciones en su zona

Vista de un cartel informativo ayer en Valladolid a pocas horas de que finalizara el estado de alarma.
Vista de un cartel informativo ayer en Valladolid a pocas horas de que finalizara el estado de alarma.
EFE

El fin del estado de alarma la pasada medianoche, ha obligado a las Comunidades a establecer sus propias restricciones para controlar la evolución de la pandemia y varias han recurrido a la Justicia para imponer limitaciones, especialmente las que afectan a la movilidad.

Los tribunales superiores de Baleares, la Comunidad Valenciana y Cataluña ya se han pronunciado y consideran justificado mantener el toque de queda o limitar las reuniones por la situación sanitaria; no así el del País Vasco, que estima que el ordenamiento jurídico no permite acordar estas medidas fuera del estado de alarma.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha ratificado las medidas sanitarias de restricción de la movilidad en cinco zonas básicas de salud y queda por conocer si el de Navarra permitirá limitar las reuniones a un máximo de 6 personas y mantener el toque de queda.

El resto de comunidades han establecido limitaciones de aforos y de horarios en hostelería, comercios, teatros, auditorios, museos, lugares de culto o instalaciones de deportivas. La mascarilla seguirá siendo obligatoria. Desde este domingo se puede viajar entre Comunidades -salvo en áreas concretas de alta incidencia que sean susceptibles de poder cerrarse- y el toque de queda se levantará de forma generalizada en los territorios. Por otra parte, en Andalucía, la Junta activará una desescalada en tres fases de las restricciones de horarios y aforos, vinculadas al nivel de vacunación. Será durante mes y medio, con el objetivo de entrar el 21 de junio en la etapa de “normalización” si hay alrededor de un 70 % vacunado.

La primera fase supondrá la apertura de la hostelería hasta las 00:00 horas; reuniones de hasta 10 personas en exterior y 8 en interior. Los pubs y discotecas, que llevan un año cerrados, podrán abrir hasta las 2:00 horas, mientras que las pistas de baile sólo se autorizarán en el exterior y con mascarilla. Se cerrarán los municipios con incidencia acumulada a 14 días superior a 1.000 casos por cada 100.000 habitantes y se prohibirá allí actividad comercial no esencial.

En función de los contagios

En Castilla y León, a su vez, no hay toque de queda ni confinamiento perimetral, tampoco límite de personas en las reuniones familiares y sociales, y los horarios y aforos irán de la mano de cómo evolucione el virus. Así, con la Comunidad en el máximo nivel de alarma, la hostelería podrá abrir hasta la medianoche y ese horario se ampliará a medida que el nivel de riesgo de contagios vaya disminuyendo, aunque el cierre del interior de la hostelería se mantendrá en aquellos municipios con más de 150 casos por 100.000 habitantes en las últimas dos semanas.

En la misma línea, en otras actividades de ocio, deportivas y sociales, como celebraciones religiosas y civiles, o piscinas, se irán reduciendo las limitaciones de aforo en función de la mejora de los datos.

Castilla La Mancha permite la hostelería hasta la una de la madrugada pero no la venta y el consumo de alcohol entre esa hora y las 6.00. Los grupos de comensales podrán llegar a diez, tanto en el interior como en el exterior, y los lugares de culto pasan de estar restringidos a tener un aforo del cien por cien.

Etiquetas