Actualidad

ANIVERSARIO

Ibercaja celebra sus 145 años con el futuro como desafío en su hoja de ruta

En la actualidad es el octavo grupo bancario del país debido al nivel de fortaleza financiera adquirido

Acto 145 aniversario de Ibercaja.
Acto del 145 aniversario de Ibercaja
E.P.

Ibercaja conmemora este viernes sus 145 años de historia desde su fundación, como octavo grupo bancario del país en la actualidad debido al nivel de fortaleza financiera adquirido y con el futuro como desafío para impulsar su transformación y crecimiento.

Así lo ha puesto de manifiesto este viernes el presidente de la entidad bancaria aragonesa, José Luis Aguirre, en un acto protocolario en el que también han participado el secretario general del Tesoro del Gobierno español, Carlos San Basilio, y el presidente de la Fundación Ibercaja, Amado Franco, y al que ha asistido la consejera de Economía del Ejecutivo regional, Marta Gastón.

En su intervención, Aguirre ha destacado que desde su fundación, en 1876 a instancias de la Sociedad de Amigos del País en Zaragoza, la entidad que preside es una de las doce del país que resistieron el "tsunami" de la anterior crisis económica, con más de mil oficinas distribuidas en todo el país, más de 5.000 empleados y más de 2,5 millones de clientes.

Según ha explicado, "en una época de grandes cambios, la gran capacidad de adaptación y fortalezas estructurales con las que cuenta el banco le ha permitido superar una transformación del sector bancario sin precedentes en las últimas décadas".

Una crisis, ha añadido, que ha conllevado la desaparición de algunos bancos de larga tradición histórica en el país y que ha provocado la supervivencia de unas pocas, "las más sólidas, aquellas que con mayor acierto habíamos tomado decisiones estratégicas y gestionando riesgos".

Como actuales "fortalezas" del país, Aguirre se ha referido al liderazgo de la entidad en sus "zonas tradicionales" (Aragón, La Rioja, Guadalajara, Burgos y Badajoz) así como una implantación "consolidada y creciente" en las zonas más pobladas de España como Madrid y el Arco Mediterráneo.

También se ha referido a Ibercaja como un grupo financiero de referencia en la actualidad, con productos como los fondos de inversión y los planes de pensiones, antes de destacar la "cultura de honestidad y de máximo rigor" arraigada en la institución en la gestión de los riesgo.

El responsable ejecutivo de la entidad ha destacado, asimismo, la amplia base de clientes de la entidad, el "buen gobierno corporativo" del grupo y su plantilla como otras "fortalezas" para llevar a cabo el Plan Desafío 2023, una hoja de ruta estratégica puesta en marcha para acometer el próximo trienio.

Un trienio marcado por una "firme apuesta" por el crecimiento en banca de empresas y en banca personal y seguros en el ámbito comercial, y por una actualización "relevante" en la digitalización de sus procesos, formas de hacer, productos y canales de relación con los clientes.

Tras la ponencia pronunciada por el secretario general del Tesoro, el presidente de la Fundación Ibercaja ha destacado la contribución de la entidad al desarrollo económico y social de Aragón, un territorio, ha subrayado, cuya historia en los últimos 145 años "no se puede entender sin conocer la historia de Ibercaja".

Antes de referirse a la labor de la Fundación, Amado Franco ha expresado su confianza en la recuperación económica tras la pandemia por coronavirus debido al progreso del proceso de inmunización de la sociedad, al papel de la banca y a los fondos europeos.

En su opinión, "con los fondos Next Generation en camino y la vacunación en marcha, vemos que ahora es el tiempo de la recuperación".

En relación al ámbito de la Fundación, ha destacado que a lo largo de los años se ha llevado a cabo acciones de carácter social ante las necesidades acuciantes que han planteado las distintas coyunturas de crisis vividas, y también de apoyo a colectivos desfavorecidos, así como el desarrollo de programas educativos y culturales.

Ha valorado, además, el papel jugado por la entidad en proyectos "transformadores" de la economía y sociedad aragonesas como la llegada de Opel, las estaciones de esquí, las bodegas del Somontano o la celebración de la Expo.

Se ha referido, asimismo, a la "doble responsabilidad" actual de la entidad como accionista de referencia en Ibercaja Banco a fin de garantizar el mantenimiento de sus raíces aragonesas y de continuar canalizando el dividendo social generado en promover iniciativas de modernización como Mobility City o con el impulso a programas de emprendimiento y capacidad digital". 

Etiquetas