Actualidad

terrorismo

Barcelona homenajea en silencio a las víctimas en el cuarto aniversario 17A

Las víctimas denuncian "abandono" por parte de las instituciones y critican la no condena por asesinato a los supervivientes yihadistas

Familiares de las víctimas de 17A durante el homenaje de este martes
Familiares de las víctimas de 17A durante el homenaje de este martes
EFE

Barcelona ha rendido este martes un sobrio y emotivo homenaje a las víctimas del 17A en el cuarto aniversario de los atentados, en un acto presidido por el silencio, únicamente roto por el Cant dels Ocells y en que familiares y autoridades han depositado claveles blancos en las Ramblas.

El acto, sin discursos y en un respetuoso silencio, se ha iniciado a las diez de la mañana en el memorial de las Ramblas frente al Liceu, con un minuto de silencio mientras sonaban de fondo las notas del Cant dels Ocells, el oficioso himno de la paz de Pau Casals, interpretado por un artista local, al que ha seguido una ofrenda floral, primero por parte de víctimas y familiares y, posteriormente, por los representantes institucionales.

Entre los asistentes al acto, además de más de medio centenar de víctimas y familiares de afectados por los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona) del 17 de agosto de 2017 -en los que fallecieron 16 personas y más de 140 resultaron heridas-, han participado, entre otros, el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès; la ministra de Transportes, Raquel Sánchez; y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; así como representantes de los cuerpos de seguridad y de los equipos de emergencias.

Entre las autoridades también se encontraba la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y la del Parlament, Laura Borràs, la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, y los consellers de Interior, Joan Ignasi Elena; de Salud, Josep Maria Argimon, y de Igualdad y Feminismos, Tania Verge.

También han participado en el acto el ex ministro de Sanidad y líder de la oposición en Cataluña, Salvador Illa, el líder de Vox en Cataluña, Juan Ignacio Garriga, y representantes de Ciudadanos, como Nacho Martin Blanco y Anna Grau, del PP, como la exministra Dolors Montserrat y Josep Bou, y de Units per Avançar, como el exconseller Ramon Espadaler.

Otros de los asistentes al acto han sido el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni, el teniente de alcalde de Seguridad, Albert Batlle, la líder de Junts en el consistorio, Elsa Artadi y la concejal de Ciudadanos Luz Guilarte.

Como en años anteriores, las víctimas y los familiares han asumido todo el protagonismo, ya que estaban en primera fila y han sido los primeros en colocar sus coronas de flores y claveles blancos a los pies del mosaico frente al Liceu donde la furgoneta del terrorista Younes Abouyaaqoub detuvo su macabro recorrido por Las Ramblas.

En este aniversario de los atentados han asistido por primera vez al menos dos víctimas que hasta ahora no habían podido volver a pisar Las Ramblas, si bien algunos de los afectados que habían anunciado que acudirían finalmente han desistido debido al temor que les causó la falsa alarma de ayer, cuando se desplegó un amplio dispositivo policial por la confusión por el uso de pirotecnia en la calle y un accidente doméstico en el interior de un hotel cercano.

Entre las víctimas -algunas de ellas con camisetas con el lema "Queremos saber la verdad"- también figuraban los representantes de la Unidad de Atención y Valoración de Afectados por el Terrorismo (UAVAT), mientras que las autoridades y representantes políticos se han mantenido en un segundo plano.

Por detrás de las autoridades, han rendido homenaje a las víctimas mandos de los Mossos d'Esquadra, encabezados por el comisario Miquel Esquius, de la Guardia Urbana, la Policía Nacional y la Guardia Civil, así como de los equipos de emergencias, como el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) y los Bomberos.

El cuarto aniversario de los atentados ha sido el primero que se conmemora con una condena, aún no firme -ya que está pendiente de que se resuelvan los recursos- con que la Audiencia Nacional impuso en mayo pasado penas de entre 8 y 53 años de cárcel a los tres únicos supervivientes de la célula yihadista que perpetró los atentados.

Cambrils llama a "la concordia, la dignidad y la tolerancia entre personas"

Por su lado, el Ayuntamiento de Cambrils ha hecho este martes un llamamiento a trabajar "para extender la concordia, la dignidad y la tolerancia entre las personas”, y ha reivindicado la actitud responsable, cívica y solidaria de la sociedad para erradicar cualquier expresión de violencia.

El manifiesto pone en valor la respuesta cívica de la sociedad para hacer fracasar a los violentos y hace un llamamiento a mantener la misma actitud para aislar todas las formas del odio.

“Ningún tipo de violencia tiene ni tendrá cabida en Cambrils ni en ninguna parte si encuentra una sociedad madura y unida, que haga frente a todas las agresiones a la convivencia, a todos los abusos contra las personas, a todas las caras y a todas las manifestaciones del odio posibles”, afirma el documento.

Con este objetivo, el consistorio ha puesto en marcha acciones de tipo social y educativo para combatir el radicalismo: en los barrios, ha creado nuevos espacios de convivencia y proyectos de dinamización comunitaria para promover el diálogo vecinal, el conocimiento y el respeto mutuo.

Y en las escuelas se han puesto en marcha acciones para fomentar la reflexión, el espíritu crítico y valores como la tolerancia o la empatía entre los más jóvenes.

Víctimas y afectados denuncian el abandono cuatro años después

La tarde del 17 de agosto de 2017 Miquel López pudo esquivar por los pelos, junto a su hijo, la furgoneta conducida por el terrorista Younes Abouyaaqoub, cuando salían del mercado de la Boquería, en pleno corazón de Las Ramblas. Y aunque él ya ha logrado ser reconocido víctima del terrorismo, decenas de damnificados aún no lo han conseguido.

Por eso, cuatro años después de los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona) del 17A, algunas de las víctimas denuncian que se siguen sintiendo "abandonados" por las administraciones, han exigido que "se sepa la verdad" vistiendo camisetas blancas con el "Queremos sabes la verdad" ya que consideran la sentencia no ha llegado hasta el fondo y lamentan que el Congreso no haya acordado crear una comisión de investigación. Han criticado además que los supervivientes de la célula no hayan sido condenados por asesinato.

Se trata del grito unánime que las víctimas de los atentados de Cataluña han lanzado tras el homenaje organizado por el Ayuntamiento de Barcelona. Varias de las víctimas han mostrado su malestar por el "abandono" de las instituciones, lo que consideran una "segunda victimización", y han exigido que la Generalitat cree una oficina de atención pública para las víctimas del terrorismo.

Entre las víctimas presentes ha estado Miquel López, quien ha denunciado que se han sentido "abandonados" y que únicamente han contado con el apoyo de la Unidad de Atención y Valoración de Afectados por el Terrorismo (UAVAT) y del Ayuntamiento de Barcelona.

López, que ya ha sido reconocido como víctima del terrorismo, aunque su hijo todavía no, considera "nefasto" que desde el Ministerio del Interior no hayan hecho "ningún seguimiento" sobre su evolución.

"La sentencia supone un reconocimiento, pero no justicia. En ningún caso se puede hacer justicia. Eso no se repara con nada", ha lamentado.

También Xavier Martínez, que perdió a su hijo en los atentados, estaba "muy indignado". "Algún día sabréis la verdad", ha indicado a los periodistas.

En la misma línea, Iolanda Ortiz, una vecina de Ripoll (Girona) -donde vivían la mayoría de integrantes de la célula- y que ese día estaba en las Ramblas con sus hijas, ha considerado una "vergüenza" que todavía no se haya creado una oficina de atención a las víctimas del terrorismo, que nadie les haya llamado para saber cómo están y que no se haya condenado a los miembros de la célula por asesinato.

Además, se ha mostrado convencida de que hay "intereses que se quieren esconder", porque no tiene duda de que el 17A fue un "atentado de Estado".

"Estamos muy cabreados, muy enfadados. ¿Por qué no se permite crear una comisión de investigación en el Congreso? ¿Qué hay detrás de este atentado?", ha preguntado Ortiz, que ha lamentado que en estos cuatro años se han sentido "solos", ya que no han recibido "ninguna ayuda ni apoyo" ni del Gobierno ni de la Generalitat.

El contrapunto para el optimismo lo ha puesto Eira, una joven que ahora tiene 25 años y que el 17A trabajaba como camarera en un restaurante de las Ramblas, y que hoy por primera vez desde entonces volvía a pisar la zona, ya que se sentía con fuerzas para acudir al homenaje.

Eira, que ha estado de baja laboral en varios periodos debido al choque postraumático, no figura como víctima ni para el Ministerio del Interior ni en la sentencia de la Audiencia Nacional, por lo que ha denunciado que se ha sentido "desamparada" porque ninguna institución la ha apoyado, pese a que ese día sufrió un "pánico absoluto", ya que estuvieron encerrados horas en el local temiendo que hubiese otro ataque terrorista y no pudo salir hasta bien entrada la noche.

Hoy ha acudido por primera vez al lugar para vencer su miedo y lanzar un mensaje a las víctimas que se encuentran en su situación: "si yo he podido salir del pozo, ellas también pueden, pese al desamparo ante la ley y la falta de apoyo institucional, que no llega nunca".

En una situación similar se ha visto Evita Cedeño, otra de las víctimas de los atentados que ha estado a punto de no acudir al homenaje tras la falsa alarma de ayer, a pesar de que el fatídico 17A pudo esquivar por los pelos la furgoneta terrorista para refugiarse durante horas en un local, presa del pánico.

Cedeño ha celebrado que, por primera vez, se haya reconocido a víctimas con secuelas psicológicas, pero ha tachado de "injusto" que no suceda lo mismo con todas ellas y ha prometido "luchar hasta las últimas consecuencias".

También ha denunciado el abandono de las instituciones Carlos Andrés Valencia, quien sufrió una lesión en el brazo de por vida y ha recriminado al Ministerio del Interior que su atención hacia las víctimas haya sido de "absolutamente cero".

Interior ha abonado 7,2 millones a las víctimas del 17A

El Ministerio del Interior ha abonado 7,2 millones de euros a las víctimas de los atentados de Cataluña en 2017, tras resolver el 99,17 % de los 607 expedientes abiertos sobre indemnizaciones, de los que ha estimado el 53,67 % y rechazado el resto al no acreditarse la presencia en el atentado o las secuelas psicológicas.

Así se refleja en el informe, al que ha tenido acceso Efe, elaborado por la Dirección General de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo sobre los atentados perpetrados en Barcelona, Cambrils y Alcanar.

Por esos actos terroristas, cometidos hace cuatro años, se han iniciado 603 expedientes, de los que se han resuelto 598, el 99,17 %, y están en tramitación cinco, el 0,83 %.

Ya se han abonado 7.263.610 euros en indemnizaciones, correspondiendo al atentado de Barcelona un 82,7 % del total. Por categorías, un 56,4 % corresponde a las indemnizaciones por fallecimiento y un 30,22 % a lesiones no invalidantes e incapacidad temporal.

El informe detalla que del total de expedientes finalizados, un 53,67 % de las solicitudes han sido estimadas: el 47,61 % de las presentadas por daños personales y el 100 % de las referidas a fallecimiento o incapacidad permanente.

Se estimaron un 95,6 % de las ayudas solicitadas para asistencia inmediata y un 58,7 % de las formuladas para asistencia sanitaria y psicológica.

En cambio, se desestimaron el 46,32 % de las solicitudes: un 29,96 % por no acreditar los requisitos de estar presente en el atentado o por falta de nexo causal de las lesiones con el mismo; un 14,8 % por inexistencia de lesiones y un 5,7 % por falta de acreditación de las mismas.

La Subdirección General de Ayuda a las Víctimas recuerda que para obtener esta condición es necesario confirmar la presencia del solicitante en la acción terrorista, atendiendo a los límites de espacio y tiempo acotados. 

Además, y sobre todo en el caso de lesiones por daños psicológicos, acreditar que los daños personales son consecuencia del atentado.

Y subraya que este criterio es avalado por la Audiencia Nacional, que dictó una primera sentencia sobre un recurso por el atentado de Barcelona avalando de nuevo esta interpretación para el caso concreto.

Así las desestimaciones se han basado en dos criterios: que el solicitante no esté en los listados de heridos facilitados por la Generalitat o que en la denuncia no quede demostrada su presencia.

En los casos en los que se ha determinado que el solicitante estaba en el atentado y se valora una indemnización por daños, la valoración de las lesiones la ha hecho la Asesoría Médica adscrita a la Dirección General de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo.

El informe destaca que la tipología de los atentados de Barcelona y Cambrils resultó ser radicalmente distinta a los anteriores perpetrados en España y que hay un gran número de solicitudes por daños psicológicos, fundamentalmente por estrés post traumático.

Detalla también que en el año 2017 se presentaron 124 solicitudes, el 20,6 % del total; en 2018 se presentaron 377 solicitudes, el 62,4 % del total; en 2019 fueron 77 solicitudes, el 12,8 %; en 2020 un total de 21 solicitudes, el 3,5 %, y en 2021 se presentaron cuatro solicitudes, el 0,7 % del total.

En la víspera de la conmemoración de los atentados, la Unidad de Atención y Valoración de Afectados por Terrorismo (UAVAT) urgió este lunes al Ministerio del Interior a que localice a 248 personas reconocidas por la Audiencia Nacional como víctimas de los atentados de Barcelona y Cambrils, aunque no consta si han sido asistidas y han recibido ayudas.

Según los datos de la UAVAT, de las 345 víctimas que la Audiencia Nacional reconoce en su sentencia de mayo pasado -a falta de que sea firme una vez se resuelvan los recursos interpuestos-, únicamente consta que 77 (el 22,3 %) han sido ya indemnizadas por Interior -porque lo solicitaron previamente por vía administrativa-, mientras que de otras 248 no consta información sobre si han recibido algún tipo de asistencia o ayuda.

Reacciones políticas

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha asegurado este martes que la administración "debe hacer una valoración autocrítica y puede hacer mucho más" ante las críticas de una parte de las víctimas de los atentados del 17A por no haber sido reconocidas como tal o indemnizadas.

En una entrevista en Rac1 cuatro años después del suceso, Colau ha apuntado que la sentencia ha producido una "sensación agridulce" porque reconoce a muchas más víctimas con respecto al criterio del Ministerio de Interior, pero no condena por homicidio a los terroristas juzgados, al no ser autores materiales de los hechos.

"Las víctimas me explicaban situaciones de tensión poco humana y que con muy poco esfuerzo se podría hacer mucho mejor", ha revelado, criticando que los mecanismos que dispuso Interior fueron insuficientes.

Ha opinado que por parte de la Generalitat también debería hacerse una revisión autocrítica de que no se haya dispuesto ningún tipo de servicio para atender a todas las personas afectadas: "Se puede entender que en el momento no hubiera nada previsto, porque es una situación sobrevenida, traumática; pero una vez pasa el tiempo, se podría haber hecho algún tipo de dispositivo".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha tenido este martes, cuando se cumplen cuatro años de los atentados yihadistas de Barcelona y Cambrils (Tarragona), un recuerdo para las víctimas y ha abogado "por una sociedad libre de odio y barbarie".

En su cuenta de Twitter, Sánchez ha recordado que hace cuatro años "Barcelona y Cambrils sufrían el terror en sus calles", y que hoy "recordamos a las víctimas de estos terribles atentados con la mirada puesta en un presente y futuro de paz y convivencia".

"Por una sociedad libre de odio y barbarie, que avanza y progresa con unidad", concluye el mensaje del presidente del Gobierno, que acompaña con la imagen de un mar en calma con la frase "Siempre en nuestro recuerdo".

El presidente del PP, Pablo Casado, ha llamado este martes la atención sobre que el cuarto aniversario de los atentados islamistas de Barcelona coincide con "el retorno talibán que impulsó el terrorismo".

En su cuenta de Twitter, Casado ha hecho referencia a las víctimas de los atentados del 17A. "Recordamos a las víctimas del yihadismo, los que dieron sus vidas combatiéndolo y las afganas que sufren ese infierno. El precio de la libertad es su eterna vigilancia", ha escrito Casado, aludiendo también a la situación que vive el país asiático con la vuelta de los talibanes.

El conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, ha recordado este martes la "respuesta colectiva ejemplar liderada por Mossos y servicios de emergencias" durante los atentados del 17 de agosto de 2017.

En un apunte en Twitter recuperado por Europa Press, coincidiendo con el cuarto aniversario de los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona), ha expresado: "Cuatro años del 17A, del terror impactante a nuestro país".

La portavoz de Junts en el Congreso, Miriam Nogueras, ha arremetido contra el PSOE y el PSC en el aniversario de los atentados yihadistas de Cataluña y les ha acusado de "hipocresía" y de "cinismo" porque a su juicio no han permitido investigar todos los detalles de aquella tragedia.

En un mensaje en la red social Twitter recogido por Europa Press, Nogueras ha señalado que este martes se cumplen 1.460 días de "sufrimiento y dolor" por los atentados yihadistas que tuvieron lugar en Barcelona y Cambrils el 17 de agosto de 2017.

Y, a partir de ahí, la diputada independentista aprovecha un mensaje del PSC en la misma red social para cargar contra los socialistas porque, según entiende, han dado "pocas respuestas" a las "muchas preguntas" suscitadas por aquellos atentados.

"1.460 días de sufrimiento y dolor después de unos atentados en Cataluña que han generado muchas preguntas y pocas respuestas. Respuestas que vosotros, PSOE y PSC, os habéis negado reiteradamente a investigar y dar al Congreso", ha escrito Nogueras.

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha recordado este martes a las personas fallecidas y heridas en los atentados del 17 de agosto de 2017 en Cataluña, cuando se cumplen cuatro años de la masacre, y ha reclamado unidad "frente a la barbarie del terrorismo".

"Cuatro años después de los atentados del 17A en Barcelona y Cambrils, los que amamos la libertad decimos con más fuerza que nunca que el terror jamás vencerá. No olvidamos a las víctimas. Su memoria prueba la importancia de permanecer unidos frente a la barbarie del terrorismo", ha escrito Arrimadas en un mensaje en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el vicesecretario general de Cs y portavoz adjunto en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal, ha tenido palabras de recuerdo para las víctimas y ha destacado "la unidad y la gran labor" de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que demostraron, a su juicio, que es posible "derrotar cualquier amenaza". "Hoy defendemos la libertad con más fuerza ante la barbarie", ha añadido.

Ciudadanos ha asistido este martes al acto institucional de homenaje a las víctimas de los atentados celebrado en Barcelona, donde ha estado representado por el portavoz y la portavoz adjunta en el Parlament de Cataluña, Nacho Martín Blanco y Anna Grau, respectivamente, y por la líder del grupo municipal en el Ayuntamiento de Barcelona, Luz Guilarte, que también asisten al acto organizado por la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (ACVOT).

Etiquetas