Actualidad

MESA DE DIÁLOGO

La mesa de diálogo llega con el Gobierno catalán enfrentado

Junts queda por el momento fuera de las negociaciones con el Ejecutivo central

El presidente catalán, Pere Aragonès, aunció la exclusión de Junts de la mesa de diálogo por Cataluña.
El presidente catalán, Pere Aragonès, aunció la exclusión de Junts de la mesa de diálogo por Cataluña.
EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Pere Aragonès, inauguran este miércoles la nueva etapa de la mesa de diálogo para resolver el denominado “conflicto catalán”, con una reunión que tendrá lugar en Barcelona, y que llega en un momento especialmente crítico para los socios del “Govern”, inmersos en una disputa que ha dejado por el momento a Junts fuera de las negociaciones con el Ejecutivo central.

La intención de Junts de sentar en la mesa a dirigentes ajenos al “Govern”, entre ellos, a dos de los condenados por el procés que fueron indultados por el Gobierno, ha llevado a Aragonès a vetar la participación de sus socios de coalición hasta que no renueven su delegación. Ha sido la gota que ha colmado el vaso, tras semanas de recelos por parte del partido del expresidente catalán Carles Puigdemont hacia la mesa de diálogo.

No obstante, tanto Aragonès como Sánchez han dejado clara su determinación de seguir adelante con los trabajos de la mesa, y defienden la plena legitimidad de este foro, aunque vaya a celebrarse, con toda probabilidad, sin uno de los socios del Ejecutivo catalán.

Es más, fuentes gubernamentales explicaron el martes que a pesar de esas tensiones entre los socios, acuden a la cita con “buena impresión” porque creen que Aragonès “lo está dando todo” para que el diálogo tenga éxito. Además, las fuentes consultadas señalan que cada presidente tiene derecho a elegir a los integrantes que quiera en su equipo, y restan importancia a la previsible ausencia de Junts. Lo fundamental era, a su juicio, que los miembros de la mesa lo sean también del Gobierno y, en este sentido, Moncloa ha aplaudido la decisión de Aragonès.

Sobre los asuntos a tratar en la reunión, la tarde de este martes los equipos seguían trabajando en los contenidos y en el orden del día, asumiendo sus diferencias al respecto: el Gobierno quiere hablar de recuperación y de cómo restablecer la convivencia entre catalanes con su ‘Agenda del reencuentro’, mientras que los independentistas volverán a poner sobre la mesa el referéndum de autodeterminación y la amnistía.

Procesos por terrorismo

Por otra parte, el líder del PP, Pablo Casado, denunció el pasado martes que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se sentará el miércoles, en la mesa de diálogo, con el “Govern” que “jalea” a los CDR, cuando hay miembros de este colectivo que han sido procesados por terrorismo. “Procesados por terrorismo miembros de los CDR a los que jalea el Govern de Cataluña, los socios de Sánchez con los que se sienta mañana en una mesa de amnistía y autodeterminación”, denunció el líder de la oposición en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter.

El portavoz de los “populares” acusó además al Gobierno de mentir al PP y ocultarles que miembros de su partido eran “objetivo” de estos CDR y exigió responsabilidades. El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón propuso juzgar por un delito de terrorismo a 13 presuntos miembros de una facción radicalizada de los CDR que planearon supuestamente sabotajes o acciones violentas en sedes oficiales de Cataluña en 2019.

Etiquetas