Actualidad

SERIES

‘The Morning Show’ mira más allá del #MeToo

Apple TV+ acaba de estrenar la segunda temporada de la serie

Reese Witherspoon y Jennifer Aniston protagonizan la ficción.
Reese Witherspoon y Jennifer Aniston protagonizan la ficción.
Apple TV+

El movimiento feminista #MeToo centró la primera temporada de The Morning Show, el buque insignia de Apple TV+. Pero en sus nuevos episodios, Jennifer Aniston y Reese Witherspoon prometieron que esta lujosa serie mirará más allá y ampliará su foco en busca de nuevos temas.

“Esta temporada explora el momento junto antes de que el mundo se parara por el coronavirus. De enero a marzo de 2020”, contó Witherspoon.

“Así que lidiamos con el racismo sistémico, la homofobia, la discriminación por edad, y nuestra recién descubierta relación con el poder como mujeres en un medio”, añadió.

Los entresijos y trapos sucios de un programa matinal de noticias y entretenimiento, uno de los géneros televisivos con más solera de Estados Unidos, siguen siendo la espina dorsal de The Morning Show, que acaba de estrenar su segunda temporada.

Con su espléndido plantel y una apuesta por los diálogos ágiles y un ritmo intenso, The Morning Show fue la punta de lanza para el desembarco de Apple en el mundo del “streaming” con Apple TV+, que, tras casi dos años de trayectoria, acumula éxitos incontestables (Ted Lasso) y algunos tropiezos (See).

Junto a Witherspoon y Aniston, que además de protagonistas son productoras de la serie, el regreso de The Morning Show vuelve a contar con secundarios de lujo como Billy Crudup y Mark Duplass y presenta fichajes como Julianna Margulies.

Cultura de la cancelación

La caída del personaje de Steve Carell redondeó la interesante y compleja reflexión sobre el #MeToo de The Morning Show en su primera temporada.

Dentro de los nuevos temas de la serie, Witherspoon mencionó la cultura de la cancelación. “Hay un coste humano en mandar al exilio a gente o condenarles por esa cosa que hicieron. Porque nadie es perfecto”, opinó.

Aniston destacó cómo la ficción no se corta en abordar asuntos enrevesados y aseguró que la serie bucea en la actualidad con valentía y evitando los juicios de “blanco o negro”. Así defendió la necesidad de indagar en “las zonas grises” en vez de reducir todo a supuestos argumentos concluyentes y definitivos.

De repente, la covid

Aniston y Witherspoon explicaron que la serie ya había rodado parte de su segunda temporada cuando la pandemia obligó a paralizar la producción y forzó, además, a reescribir los guiones de estos nuevos capítulos para introducir el coronavirus en sus tramas.

Witherspoon recordó cómo todo el mundo estaba enfrascado en sus propios dilemas antes de que la pandemia colocara todo en segundo plano.

Por ello trataron de introducir la crisis de la pandemia en la serie y sus efectos “devastadores” con una mirada “reflexiva” y el foco puesto en “la humanidad”.

Aniston también comentó que se siente agradecida de tener una serie como The Morning Show que le permite tratar historias del mundo real y que están ocurriendo ahora mismo.

“Me alegro de que no estuviéramos haciendo una serie de ciencia-ficción o un wéstern que estuviera completamente fuera de lo que está sucediendo ahora”, ironizó. Finalmente, ambas actrices se refirieron a lo que más les atrae de sus propios personajes. Witherspoon subrayó que Bradley, la reportera ascendida a presentadora que todavía conserva un punto de idealismo, se muestra “vulnerable” en esta temporada y afronta un viaje de autodescubrimiento personal.

En cambio, y como suele ser habitual, Aniston optó por una respuesta más picante y divertida sobre su papel de Alex, la veterana reina de las mañanas televisivas en The Morning Show.

“Me encanta la absoluta capacidad de Alex para ser profesional en un momento y perder la cabeza de manera incontrolable justo después. Es un péndulo humano”, cerró.

Etiquetas