Actualidad

ENCUESTA DYM PARA HENNEO / INTENCIÓN DE VOTO

PSOE y PP empatarían tras meses de ventaja de los populares

Los socialistas y Podemos suben más de dos puntos cada uno, aunque siguen por debajo de 2019

El líder de la oposición, Pablo Casado, durante su intervención en el Congreso el miércoles.
El líder de la oposición, Pablo Casado.
EFE

El curso político arranca con un cambio de tendencia en los sondeos. El PSOE recupera fuerzas tras el parón de verano y se coloca en un empate técnico con el PP, que retendría por la mínima su condición de primera fuerza en el barómetro elaborado por el Instituto DYM para HENNEO. Unidas Podemos también sube, confirmando que el Gobierno ha frenado su desgaste y recupera el pulso, mientras que Vox pierde fuelle con respecto a los datos de julio.

De acuerdo con el sondeo, de celebrarse hoy elecciones generales los populares se impondrían con un 26,1% de los votos y entre 108 y 114 escaños, pero verían frenada la tendencia ascendente que iniciaron coincidiendo con las elecciones de Madrid. Con respecto al anterior barómetro pierden dos puntos, que es la misma distancia que recuperan los socialistas: el PSOE pasaría del 24% al 26% de los votos y se alzaría con entre 105 y 110 actas, su mejor dato en más de un año.

Intención de voto y evolución
Intención de voto y evolución
Henar de Pedro/ 20 minutos

Por detrás, Vox mantendría su condición de tercera fuerza, con entre 50 y 54 actas y el 15,6% de los votos, pero pierde un punto con respecto al anterior sondeo y marca su mínimo desde septiembre de 2020.

La otra cara de la moneda la representa Unidas Podemos, que es quien más crece: sube 2,3 puntos -del 10,5% al 12,8%- y se tendría entre 30 y 33 escaños. Aunque sigue ligeramente por debajo de su último resultado electoral, es el mejor pronóstico para los morados desde las pasadas generales.

Las sumas en un Congreso como el que dibuja este barómetro serían complejas. PP y Vox se situarían en una horquilla de entre 158 y 168 escaños -, mientras que PSOE y Unidas Podemos cosecharían de 135 a 143. En votos, la derecha sumaría el 41,7% de los sufragios y la actual coalición de Gobierno se quedaría con el 38,8%. Ningún bloque tendría garantizado gobernar y las alianzas con partidos minoritarios y formaciones nacionalistas e independentistas sería determinantes para decantar la investidura.

Si se compara este reparto de fuerzas con el del Congreso actual, el PP subiría -ahora tiene 89 diputados- y el PSOE perdería en torno a una decena, mientras que Vox y Unidas Podemos prácticamente repetirían sus resultados. Más País cosecharía 3-4 escaños -ahora tiene tres- y Cs pasaría de 10 a 2-3.

La derecha, más movilizada

Si se observan los datos de fidelidad de voto, la principal conclusión es que la derecha sigue más movilizada que la izquierda, una tónica que se ha repetido a lo largo de los últimos estudios, aunque la diferencia se ha reducido de forma notable en los últimos dos meses.

En julio, el 85% de los votantes del PP y el 92% de los de Vox afirmaban que volverían a votar a esos partidos. Ahora, esos porcentajes han caído al 79% y el 86% respectivamente, seis puntos en cada caso. En el otro lado del tablero, la fidelidad del electorado socialista y de Unidas Podemos ha crecido, pasando del 66% que marcaban ambos en julio hasta el 73% para el PSOE y el 74% para los morados, es decir, un salto de siete y ocho puntos, respectivamente.

Los datos también describen los trasvases de voto entre formaciones. En el caso del PP, perdería algunos apoyos hacia Vox -el 6,4% de votantes populares optarían ahora por Abascal, mientras que a la inversa el trasvase sería del 4,5%-. Por su parte, los socialistas ganarían algunos apoyos en el bloque de la izquierda, al recuperar el 6,9% de votantes de Unidas Podemos, mientras que sólo un 4,8% de socialistas se decantarían ahora por los morados. 

Etiquetas