Actualidad

VOLCÁN DE LA PALMA

Los científicos insisten en que aún es pronto para hablar del fin de la erupción

El IGN recuerda que hace apenas unos días hubo un episodio de inflación en la estación más cercana al centro eruptivo

Una de las bocas eruptivas del volcán.
Una de las bocas eruptivas del volcán.
E. PRESS

El volcán de Cumbre vieja, en la isla de La Palma, sigue registrando un descenso de los distintos parámetros asociados a este fenómeno (tasa de dióxido de azufre, deformación, sismicidad, etcétera), pero los científicos siguen advirtiendo de que aún es pronto para poder hablar del fin de la erupción.

La directora nacional de Vigilancia Volcánica del Instituto Geográfico Nacional (IGN) y portavoz del Comité Científico del Pevolca, Carmen López, recordó que hace apenas unos días hubo un episodio de inflación en la estación más cercana al centro eruptivo (LP03), donde se registró una deformación vertical de 9 cm.

Carmen López incidió en que episodios como éste reflejan que la dinámica eruptiva todavía es "intensa", por lo que hay que ser "cautos" y esperar a ver si estas tendencias [descendentes] son "suficientes en el tiempo" y si de verdad se van confirmando día a día para poder anticipar el fin de la erupción volcánica.

Insistió en mantener la cautela porque dentro de unos días se podría producir un nuevo episodio de este mecanismo dinámico como el vivido recientemente o un sismo de magnitud superior a los que se están registrando. "Por tanto, todavía no estamos a tiempo para decir que estas tendencias son permanentes", recalcó.

Francisco Prieto, técnico de apoyo de la Dirección del Pevolca, destacó que el principal problema que ha habido en los últimos días ha sido con las partículas PM10, sobre todo en la zona de Los Llanos, donde ayer se alcanzaron niveles 'extremadamente desfavorables', de ahí que se haya decidido mantener la suspensión de las clases presenciales en los municipios de El Paso, Los Llanos, Tijarafe y Puntagorda.

Resaltó que también ha habido una elevación de los niveles de dióxido de azufre (SO2) durante esta mañana, lo que ha obligado a emitir un comunicado por parte de la Dirección del Pevolca al elevarse a niveles 'muy desfavorables' la situación de la calidad del aire en el término municipal de Puntagorda.

Por otro lado, el número de personas albergadas en centros hoteleros se mantiene en 467. De éstas, 400 se hospedan en el hotel de Fuencaliente y 67 en Los Llanos de Aridane. Además, hay 43 personas dependientes atendidas en centros sociosanitarios insulares y no hay nadie en el Fuerte.

La superficie afectada por la erupción ha aumentado ligeramente en 1,41 hectáreas y se estima que afecta a un total de 984,85 hectáreas. La anchura máxima entre los puntos extremos de las coladas se mantiene en 3.100 metros. Las construcciones destruidas o dañadas, según los datos facilitados por el Catastro, se estiman en 1.452 edificaciones, de las cuales 1.177 son de uso residencial, 147 agrícola, 67 industrial, 33 de ocio y hostelería, 13 de uso público y 15 de otros usos

Respecto a las coladas de lava, siguen transcurriendo por el sector central y se dirigen hacia el oeste sobre coladas previas sin invadir nueva superficie. Prácticamente todo el flujo está discurriendo hacia la colada primigenia y un poco hacia la colada 5. El resto de coladas permanecen estables.

La altura de la nube de dispersión de ceniza alcanza hoy los 2.500 metros y se dirige hacia el suroeste. En relación a las previsiones meteorológicas, en superficie continuará soplando el viento del noreste con fuertes rachas que pueden alcanzar los 60-70 km/h, principalmente en zonas de cumbre y medianías.

Escenario favorable en los aeropuertos

El penacho de dióxido de azufre (SO2) se dispone hacia el oeste-suroeste y se espera que continúe en la posición actual. Esta disposición supone un escenario favorable para la operatividad aeronáutica y no se esperan cambios significativos de las condiciones meteorológicas durante los próximos días.

La sismicidad se mantiene baja respecto a las semanas anteriores y los sismos siguen localizándose en las mismas zonas, a profundidades entre 10 y 15 km y a profundidades mayores de 20 km. La magnitud máxima ha sido la de un sismo de 4.6 ocurrido ayer a las 17.07 horas a 37 km de profundidad, que ha sido sentido con intensidad máxima de IV. El tremor en las últimas 24 horas se ha mantenido en niveles bajos.

La estación más cercana al centro eruptivo sigue mostrando deformaciones que reflejan la dinámica del proceso eruptivo y en el resto de las estaciones se muestra una tendencia a la deflación regional.

En cuanto a las emisiones de SO2 asociadas al penacho volcánico, durante el día de ayer siguieron siendo altas, registrándose un valor que va entre las 16.600 y las 23.100 toneladas diarias; la evolución temporal refleja una tendencia descendente medida por métodos satelitales desde el pasado 23 de septiembre. La evolución temporal de la composición química del penacho volcánico refleja también una tendencia descendente de la relación carbono-azufre, indicando que el aporte magmático tiene un origen más superficial. En el caso de la emisión difusa de dióxido de carbono (CO2) asociado al edificio volcánico de Cumbre Vieja, refleja una tendencia ascendente desde el pasado 22 de octubre.

En relación a la calidad del aire, los niveles son entre 'razonablemente buenos' y 'regulares' en la estación de Puntagorda, con niveles medios que superan el límite diario. También en Puntagorda esta superación ha rebasado el umbral de alerta horario entre las 06.00 y las 10.00 horas y los valores continúan en estos momentos por encima de este umbral.

Las partículas PM10 son 'extremadamente desfavorables' en Los Llanos y la media móvil de 24 horas se encuentra en niveles 'extremadamente desfavorables', reflejando la incidencia diaria de la dinámica eruptiva y los vientos. En el resto de las estaciones, los niveles de calidad del aire son 'buenos' o 'razonablemente buenos'.  

Etiquetas