Actualidad

televisión

¿Podrían volar los dragones de ‘Juego de Tronos’?

Ramon Cererols y Toni de la Torre contestan a esta y otras preguntas

Uno de los dragones de Juego de Tronos
Uno de los dragones de Juego de Tronos
HBO

¿Podrían volar realmente los dragones que aparecen en Juego de Tronos? No, porque pesan demasiado. ¿Podría trasladarse a un ordenador la conciencia de un muerto como sucede en Black Mirror? De momento no, pero no es descabellado que pueda hacerse en un futuro. ¿Los robots de Stars Wars existen? Sí, pero todavía no tienen alma.

Estas y otras preguntas sobre fenómenos científicos que aparecen en las más populares teleseries de ciencia ficción se responden en el libro La ciencia en las series de televisión que acaban de presentar sus autores, el ingeniero y divulgador científico Ramon Cererols y el crítico de series Toni de la Torre. El libro, prologado por el médico y científico Salvador Macip y publicado por la Fundación Doctor Antoni Esteve, analiza nueve de las ficciones televisadas más vistas desde un punto de vista científico para fomentar la divulgación de la ciencia.

De la Torre y Cererols han desmenuzado series tan populares como Breaking Bad, Juego de Tronos, Lost o El Mandalorian y han estudiado si son posibles o no científicamente los fenómenos que en ellas aparecen: los agujeros de gusano, la relatividad especial, los universos paralelos, el transhumanismo, los dragones voladores o la rebelión de los robots.

“Se puede encontrar ciencia en todas partes si te haces las preguntas adecuadas”, explica, en una entrevista con Efe, De la Torre, que admite que la ciencia ficción “tiene una base científica mayor que otros géneros”.

La primera pregunta que se plantearon los autores del libro, introducida por la más popular serie de ciencia ficción actual, Black Mirror, es si la tecnología está suficientemente avanzada para duplicar la consciencia humana y trasladarla a un paraíso eterno digital.

Aunque los autores están de acuerdo en que a día de hoy no existe la posibilidad, explican que ya se han creado programas como The VOID (Vision Of Infinite Dimensions), que permiten vivir una realidad virtual sobre un escenario físico real.

“Ningún escenario futuro está demasiado lejos si lo comparamos con la evolución del ser humano hasta ahora”, dicen los autores, que no descartan un futuro parecido al que dibuja Black Mirror.

También han evaluado la parte científica escondida en series sin ninguna relación aparente con la ciencia, como la histórica y afamada Juego de Tronos, en la que vuelan los dragones de Daenerys Targaryen. 

Etiquetas