Actualidad

COMUNICACIÓN

‘El corazón del imperio’, una serie que “enseña y divierte”

Aitana Sánchez Gijón, Sandra Escacena y Alba Luna protagonizan la ficción

Foto de familia del equipo de la serie en la presentación.
Foto de familia del equipo de la serie en la presentación.
EFE

El corazón del imperio, de Movistar + que será estrenada este jueves en televisión, “es una serie transgresora” que su guionista, el escritor Santiago Posteguillo, confía en que “no solo cumpla con el papel de divertir, sino de enseñar”.

Bajo ese doble prisma ha orientado sus conocimientos sobre Roma, junto al director de esta serie documental, Israel del Santo, en la que se otorga un absoluto protagonismo a esas mujeres “a las que se adjudicaron otras etiquetas, pero que tuvieron un peso fundamental en la historia del imperio romano”.

Para enmarcar de la mejor forma la historia de estas determinantes féminas, la misma ha sido analizada y plasmada por un equipo comandado por doctoras en Filología, Derecho Romano, en Historia, Psicología o Arqueología que han buscado “no recontar la historia, sino completar la que ya se conocía”, según Posteguillo.

La serie, que ha sido rodada en Madrid, en Sofía (Bulgaria) y en el Museo de la Villa Romana de Almenara Puras (Valladolid), donde se presentó ayer martes, está protagonizada por actrices como Aitana Sánchez Gijón, Sandra Escacena o Alba Luna, junto a la tres veces campeona del mundo de boxeo, Joana Pastrana.

Del Santo destacó que el mayor reto de esta producción es que se inició durante el confinamiento y que, tras más de un año y medio, ha podido hacerse realidad con el fin de “dar un giro a esa forma en la que se ha contado la historia y otorgar voz a esas mujeres que se salieron del tiesto”.

Entre ellas se encuentra Julia Mesa, papel que interpreta Aitana Sánchez Gijón, la primera senadora romana -de las dos que hubo- y cuya ambición por ejercer el poder le llevaría a hacer emperador a su nieto de 14 años Heliogábalo, considerado el primer transexual, cuya rebeldía provocó que fuera asesinado por orden de su abuela, para que esta pudiera seguir manejando el imperio.

Sánchez Gijón -romana de nacimiento- confesó que siente “querencia” hacia este tipo de “mujeres fuertes, con personalidad y ambición”, tras haber interpretado a Juana de Castilla, Juana de Arco o Isabel La Católica, entre otras, “que además son seres complejos y turbulentos, lo que lo hace aun más interesante”.

En este sentido, aseguró que cuando le dijeron que debía de hablar en latín estuvo “a punto de echarse atrás” porque veía “imposible” poder aprenderse esos textos tan complejos y por ello encargó que le pusieran cartelones para leerlos “aunque finalmente no fueron necesarios”, aclaró entre risas.

Etiquetas