Actualidad

seguridad vial

Detectados al día 450 conductores al volante tras consumir alcohol o droga

La Dirección General de Tráfico llevó a cabo una campaña de concienciación y vigilancia del 6 al 12 de diciembre 

Control de tráfico de la Guardia Civil.
Control de tráfico de la Guardia Civil.
EFE

Más de 450 conductores han sido detectados cada día al volante tras haber consumido alcohol o drogas durante la semana del 6 al 12 de diciembre, cuando la Dirección General de Tráfico (DGT) llevó a cabo una campaña de concienciación y vigilancia del consumo de estas sustancias en vías interurbanas.

Según informa la DGT se han practicado 153.276 pruebas de alcohol y drogas en las que 3.175 conductores dieron positivo, 1.731 a alcohol y 1.444 a drogas.

De los 1.731 que dieron positivo en alcohol, 1.467 fueron detectados en controles preventivos, 155 por estar implicados en un accidente, 91 tras haber cometido una infracción y 18 por presentar síntomas evidentes de su ingesta.

A 224 conductores de los que dieron positivo en alcohol se les instruyeron diligencias para su posterior traslado a la autoridad judicial por delito contra la seguridad vial al superar la tasa de 0,60 miligramos por litro de aire espirado y a otros 11 por negarse a la prueba de alcoholemia

En lo referente a las drogas, del total de 1.444 positivos 1.262 fueron detectados en controles preventivos, 103 tras haber cometido una infracción y 79 por estar implicados en un accidente.

A 11 se les instruyó diligencias por delito contra la seguridad vial para su posterior traslado a la autoridad judicial, seis por conducir bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas y cinco por negarse a dichas pruebas.

Como viene siendo habitual entre las drogas más consumidas están el cannabis (1.077 casos), seguida de la cocaína (469) y las anfetaminas (202).

Pese a que la campaña ha finalizado, los agentes de Tráfico de la Guardia Civil continúan con controles preventivos de alcohol y drogas a los conductores a cualquier hora y en cualquier carretera.

Tráfico apela a la responsabilidad de cada ciudadano de cara a las celebraciones navideñas en una triple vertiente: no conducir si se ha ingerido estas sustancias, impedir que se ponga al volante la persona que ha consumido alcohol o drogas y no subir al vehículo con alguien que haya bebido o esté drogado.

Y advierte de que "relativizar los efectos que todas las drogas tienen en la conducción solamente puede llevar en el mejor de los casos a un hospital pero también al cementerio y a la cárcel".  

Etiquetas