Actualidad

ECOS/DE CERCA

Riaz Ahmed: "A estas alturas de mi vida, presumo de mi orgullo monegrino"

Chaudhry Riaz Ahmed (1972) atrae a su restaurante Rehman-Doner Kebab a cientos de personas de todos los rincones de los Monegros

Chaudhry Riaz Ahmed.
Chaudhry Riaz Ahmed.
M.B.

¿Cuál es el emoticono que define su personalidad?

—El de los besos, es el que más utilizo con mi familia.

“De grandes cenas están las sepulturas llenas”, refrán castellano. ¿Está de acuerdo o más bien están llenas de falta de cena?

—Contra más se come, antes mueres, la gente que no puede tener comida siempre sobrevive.

Genio y figura. ¿Se identifica?

—Reconozco que tengo carácter.

¿A quién le daría el premio de gastronomía?

—A mi mujer, Anies, cocina muy bien.

La sonrisa es el lenguaje universal de las personas inteligentes. ¿Sonreímos poco?

—Hay demasiados problemas en el mundo, pandemia, guerra, siempre pensando en el trabajo, cómo llegar a fin de mes… no hay tiempo para sonreír.

Dice Howard Gardner que no hay buen profesional que sea mala persona. ¿No conoce a alguno para contradecir esta afirmación?

—Sí, a mucha gente que van a lo suyo y pasan por encima de los demás.

¿Por qué vestimos tan gris los hombres occidentales?

—Quizá porque produce más seriedad o respeto.

¿La inmigración es una bendición o una necesidad?

—En mi caso una necesidad, pero como me siento monegrino, es una bendición.

¿La hipocresía cotiza al alza o a la baja?

—Al alza, sin duda alguna. Aparentar sentimientos o cualidades contrarias a las que se tienen, sobre todo por conseguir un beneficio, es lo que más se hace. La hipocresía no es otra cosa que el “fingimiento de cualidades o sentimientos contrarios a los que verdaderamente se tienen o experimentan”. Ya sea por no molestar a los demás, por conseguir algún beneficio o simplemente porque nos gusta ser así, la hipocresía está a la orden del día.

¿Digital o analógico?

—Desde hace 12 años, muy digital.

¿Usted ha comprobado alguna vez si un “ebook” huele a las delicias del libro de papel?

—Nunca, el olor del libro de papel es único. Nunca podría leer El Corán en un ebook.

¿Es usted PSI (Persona Sobradamente Informada)?

—Sí, me gusta estar al día de todo lo que sucede.

¿A palabras necias, oídos sordos, la otra mejilla o mamporro -dialéctico-?

—A veces hago oídos sordos y a veces mamporro dialéctico, depende de la persona y de sus intenciones.

¿Siente orgullo altoaragonés y/o cosmopolitismo planetario?

—A estas alturas presumo de orgullo monegrino.

¿Guasapear conecta o aísla?

—A mí me conecta con mi familia.

Si los Reyes de Aragón levantaran la cabeza y vieran el panorama (mundial), ¿retornarían a su reposo eterno a la velocidad del rayo?

—Tal y como está el mundo, con pandemia, guerra y todo lo que esto está provocando, volverían de inmediato a su reposo eterno.

¿El negocio es la negación del ocio o usted se divierte currando?

—Me gusta mi trabajo, el contacto con las personas, en realidad me divierto trabajando.

¿Qué es lo que le gusta exprimir hasta la saciedad?

—Estar con mi familia, disfrutar con ellos y tenerlos a mi lado.

Su lugar preferido de Los Monegros

—Sariñena, es mi casa ahora, sus gentes me han acogido con mucho cariño y estoy feliz en este pueblo.

¿Y de su pueblo?

—La Laguna y el entorno del río Alcanadre.

¿A qué famoso o famosa le invitaría a probar sus productos?

—A los jugadores de la Sociedad Deportiva Huesca.

Diga 3 cosas que le hagan feliz.

—Mi familia, mis amigos y las vacaciones junto a ellos.

Ojo avizor. ¿Se precia de ver las intenciones a la distancia?

—Generalmente me rodeo de personas buenas y sin malas intenciones.

¿Cuáles son sus criterios de selección de las personas?

—Mis amigos no necesitan pasar por un reclutamiento de criterios para su selección, me basta con que sean buena gente, agradables, amables y posean buenos valores.

¿Se imagina a sí mismo con otra vida diferente siendo alguien totalmente distinto? ¿Qué y quién le hubiera gustado ser?

—Siempre me he buscado la vida, en Pakistán trabajaba con mi padre de mecánico, aquí encontré este trabajo que me gusta y lo aprendí por mí mismo, estoy contento con esta vida.

Un sueño por cumplir.

—Tenía el sueño de visitar Dubai y lo realice hace tres años. Ahora mi sueño es estar con mi familia. Viven en Pakistán y los veo muy poco.  

Etiquetas