Actualidad

ASESINATO

Un hombre se enfrenta 27 años por asesinar a su exmujer ante sus tres hijos en Barbastro

Los hechos ocurrieron el 30 de junio del año pasado en la casa que había adquirido la pareja en la localidad
de Barbastro

Edificio del lugar del caso de violencia de género.
Edificio del lugar del caso de violencia de género.
Pablo Segura

Un inmigrante marroquí se enfrentará en la Audiencia de Huesca, ante un jurado popular, a una petición de 27 años de prisión por el presunto asesinato a cuchilladas de su exmujer delante de sus tres hijos menores de edad que habían tenido antes de separarse.

Los hechos ocurrieron el 30 de junio del año pasado en la casa que había adquirido la pareja en la localidad de Barbastro, en la que habitaba la víctima con sus tres hijos en cumplimiento del régimen de separación establecido en la sentencia de divorcio.

Según relata la fiscalía en su escrito de acusación, al que ha tenido acceso Efe, el procesado, de 44 años y con antecedentes anteriores por quebrantamiento de condena y maltrato a su pareja, se presentó en la vivienda para insistir a su exmujer en la necesidad de que aceptara vender la vivienda.

Ante la negativa de la víctima a vender el inmueble dado que carecía de medios debido a la falta de medios económicos suficientes para vivir con sus hijos, el acusado cogió un cuchillo de cocina de grandes dimensiones al tiempo que la empujaba contra la pared y le decía: "ahora sí que vas a vender la casa".

El ministerio público señala que en esa situación, el agresor propinó dos primeras cuchilladas a la víctima, que le suplicaba entre gritos: "por favor, delante de los niños no".

Durante el ataque, la mujer consiguió arrebatar el cuchillo a su expareja, hiriéndose la mano en el movimiento, pero el procesado la arrastró del pelo por el suelo y consiguió recuperarlo y volver a apuñalar de forma reiterada y con "extrema brutalidad" a la víctima.

Mientras tanto, el hijo mayor, de 13 años en ese momento, se enfrentó a su padre para quitarle el cuchillo, que éste agarró con más fuerza en ese momento para continuar con la agresión.

Ante la imposibilidad de detener a su padre, el hijo mayor y el segundo, de 5 años (el tercero tenía sólo un año), entraron en pánico y comenzaron a llorar mientras uno de ellos decía entre sollozos: "mamá está muerta, mamá está muerta".

El mayor de los hermanos trató de reanimar posteriormente a su madre, pero ante la falta de respuesta de ésta llamó al 112 para pedir auxilio.

Según el fiscal, después de cometer la agresión, el procesado le dio a su hijo mayor las llaves de su coche y un sobre con dinero para que se las diera a su tío ya que "no le verían en un tiempo".

El fiscal tipifica los hechos como un presunto delito de asesinato con las agravantes de parentesco y de género por el que solicita 25 años de prisión, y otros dos de maltrato psicológico a los dos hijos mayores al obligarles a presenciar los hechos, por los que pide dos penas añadidas de un año de prisión.

Además, solicita para el acusado una prohibición de acercarse a sus hijos y a los familiares de la víctima durante el mismo tiempo de la condena, libertad vigilada durante 10 años tras cumplir la pena e indemnizaciones por 1,1 millones de euros.

Por su parte, los representantes de la acusación particular en nombre de los padres de la mujer asesinada, los letrados Alejandro Jiménez y Claudia Melguizo, relatan en su escrito, al que también ha tenido acceso Efe, los hechos en términos similares a los de la fiscalía y solicitan las mismas condenas e indemnizaciones por un importe global de 900.000 euros.

La Audiencia de Huesca señalará en las próximas semanas la fecha de celebración del juicio por este suceso, una vez que la defensa remita al instructor su escrito y acuerde éste la apertura de la vista oral.

Etiquetas