Actualidad

personas mayores

La PMP traslada su preocupación por la creciente brecha digital en servicios públicos y privados

La Plataforma ha reivindicado durante el encuentro la necesidad de un “periodo de transición”

Reunión de la PMP con el ministro de Consumo Alberto Garzón
Imagen de archivo de una reunión anterior de la PMP con el ministro de Consumo Alberto Garzón
S.E.

La Plataforma de Mayores y Pensionistas (PMP), el movimiento más representativo a nivel estatal (con 15.079 asociaciones y más de 5.746.000 afiliados) para la defensa de los derechos de las personas mayores y pensionistas ante los poderes públicos, privados y el conjunto de la sociedad, ha trasladado a la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial su preocupación por la brecha digital que produce la creciente digitalización de servicios a todos los niveles (económico, informativo y de servicios públicos), así como la necesidad de establecer un periodo de transición que permita una adaptación más paulatina a dicha digitalización de todos los servicios, especialmente para los colectivos más vulnerables, como son las personas mayores.

Así, la PMP ha mantenido un encuentro con miembros de unidades dependientes de la mencionada Secretaría de Estado, que a su vez depende del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital. En concreto, a la reunión con la Plataforma han asistido Elena Muñoz Salinero y Daniel Sánchez Martínez, subdirectora y subdirector adjunto de la Subdirección General de Impulso de la Digitalización de la Administración, junto con Ángel Luis Martín Bautista y Sandra Sabroso Torres, subdirector adjunto y jefa de área de la Subdirección General de Planificación y Gobernanza de la Administración Digital, respectivamente.

Tras la campaña emprendida contra la exclusión financiera y la brecha digital en los servicios bancarios, la PMP ha comenzado de esta manera su interlocución con las administraciones públicas con el objetivo de hacer valer los derechos de las personas mayores ante la creciente y brusca digitalización de numerosos servicios públicos y privados, la cual “preocupa especialmente” a la Plataforma puesto que deja prácticamente sin acceso a todos esos servicios al colectivo que representa, que sufre especialmente una falta de formación en competencias digitales.

Por otro lado, la PMP también ha trasladado a sus interlocutores la “perentoria” necesidad de un periodo de “transición” en la inevitable digitalización de la sociedad, el cual requiere hacer compatibles y coexistentes el acceso digital con la atención presencial para los usuarios, aunque sea por un periodo temporal.

La Plataforma también ha reiterado en el encuentro su preocupación, especialmente en el ámbito de las administraciones públicas, por las deficiencias de los portales públicos en términos de accesibilidad, usabilidad y estándares técnicos. Asimismo, ha recalcado la necesidad de un ambicioso plan de formación y capacitación digital de la ciudadanía que preste especial atención a los colectivos más vulnerables en riesgo de “exclusión digital”, como son las personas mayores, habitantes de zonas no urbanas que no están muy bien comunicadas, familias con bajo nivel de renta o que no poseen dispositivos electrónicos ni conectividad.

Para los mencionados grupos de población la PMP recomienda la creación de una “Red Nacional de Centros de Capacitación Digital”, incorporando a centros integrados de Formación Profesional y centros de referencia nacional en esta materia por todo el territorio español.

Por último, durante el encuentro, la PMP se ha ofrecido como agente interlocutor y colaborador con la administración para la implementación de todas las medidas mencionadas, ya sea realizando el diagnóstico de necesidades en colectivos y personas vulnerables; colaborando con entidades locales desde su red asociativa o con la medición del impacto del plan de formación y capacitación digital.

La Plataforma de Mayores y Pensionistas (PMP) nace como un proceso de confluencia de las Organizaciones, Federaciones y Confederaciones de Mayores y Pensionistas más importante del país, con el objetivo de representar al movimiento asociativo de las personas mayores y facilitar la interlocución con los poderes públicos y otros actores sociales.

La PMP ha sido puesta en marcha por Unión Democrática de Pensionistas (UDP), constituida por 50 asociaciones territoriales y 13 asociaciones sectoriales con más de un millón de afiliados; la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (CEOMA), con 25 organizaciones de mayores de las diferentes Comunidades Autónomas, con más de 800.000 socios de base y más de 1.500 asociaciones; y por la ONCE, con representación territorial en todo el país, en la que más del 50% de sus afiliados son personas mayores.

Además, como entidad social de referencia, participa el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), con 8.000 asociaciones que representan a 4 millones de personas con discapacidad, de las que más del 60% son personas mayores (2,6 millones). Y, por otra parte, como socio ordinario se ha incorporado también la Asociación CONJUPES (Confederación Nacional de Jubilados y Pensionistas de España), con 1.500 asociaciones y 550.000 afiliados. También se ha sumado a la PMP como socio adherido la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP), con 1.483 asociaciones y más de 600.000 asociados, de los que un 70% son personas mayores de 65 años (420.000).

Etiquetas