Actualidad

CONFLICTO EN UCRANIA

Scholz afirma que Europa no puede permitir que Putin gane

El canciller alemán asegura que hasta ahora Rusia no ha logrado sus objetivos

El canciller alemán, Olaf Scholz, este jueves durante su intervención en el foro de Davos.
El canciller alemán, Olaf Scholz, este jueves durante su intervención en el foro de Davos.
EFE

El canciller alemán, Olaf Scholz, ha afirmado este jueves que Europa no puede permitir que el presidente ruso, Vladímir Putin, gane la guerra y ha asegurado que eso no ocurrirá. “No podemos permitir que Putin gane la guerra y creo que no lo hará. Hasta ahora no ha logrado ninguno de sus objetivos estratégicos, y uno de ellos, el de ocupar toda Ucrania, está más lejos que nunca”, dijo Scholz, en una intervención en el Foro Económico de Davos, que ha cerrado este jueves su reunión anual. Para el canciller alemán lo que está en juego desde que comenzó la agresión rusa a Ucrania es todo el sistema de cooperación internacional que fue diseñado tras la Segunda Guerra Mundial. Scholz, que ha comenzado haciendo un guiño a “La montaña mágica” de Thomas Mann, ha afirmado que la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero fue como un “rayo”.

“Una potencia nuclear se comporta como si tuviera derecho a volver a dibujar las fronteras, para la que la soberanía y autodeterminación no son para todos, esto es imperialismo, que amenaza con llevarnos a una época en la que la guerra era un instrumento común de la política”, señaló Scholz.

Para el canciller, la fuerte respuesta internacional a la flagrante violación del derecho internacional por parte de Rusia fue muy importante, ya que demuestra que “un mundo multipolar no es un mundo sin reglas”.

“Putin subestimó el vigor y la unidad de nuestra respuesta. Hemos dictado las sanciones más duras y de mayor alcance contra un país del tamaño de Rusia”, ha proseguido el jefe del Gobierno alemán, quien fue el último líder político que intervino en el Foro de Davos de este año.

Frente a la agresión ucraniana y la crisis internacional que esto ha provocado, Scholz dijo a la audiencia que esta situación obligó a que su país, por primera vez, “entregara armamento, incluso armamento pesado, a un país en guerra”, lo que ha sido un giro trascendental en la política de defensa alemana.

Ello implicará también una inversión sin precedentes, de 100.000 millones de euros, en los próximos años.

No obstante, el líder alemán también ha sido enfático al declarar que “no haremos nada para hacer de la Otan parte de este conflicto porque eso implicaría una confrontación entre dos potencias nucleares”.

Scholz también se ha referido a la dependencia de Alemania y Europa del petróleo y el gas rusos, aunque lo primero será el carbón, ya que la primera potencia de la Unión Europea dejará de utilizarlo el próximo otoño y lo mismo ocurrirá con el petróleo ruso para fin de año. Ha agregado que se está trabajando para terminar con la dependencia del gas ruso y que para ello se están desarrollando fuentes alternativas y erigiendo infraestructuras a una rapidez sin precedentes. Ello también permitirá a Alemania alcanzar la neutralidad climática para 2045.

Etiquetas