Actualidad

POLÍTICA EXTERIOR

Argelia decide suspender su Tratado de Amistad con España

Sánchez ha eludido hablar en el Pleno de las consecuencias de su giro en el Sáhara

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros este martes
El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros este martes
E.P.

El Gobierno de Argelia ha anunciado este miércoles la suspensión del Tratado de Amistad con España horas después del debate celebrado en el Congreso de los Diputados en el que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tenía que hablar sobre las consecuencias que su giro respecto al Sáhara ha generado en sus relaciones con Argel. Durante su intervención Sánchez ha omitido cualquier referencia a Argelia, país que por la tarde daba un paso más en la ruptura de relaciones con España.

Argelia procedió de forma automática a llamar a consultas a su embajador en Madrid el pasado 19 de marzo tras dar a conocer Marruecos la carta de Sánchez al rey Mohamed VI en la que este sostenía que el plan de autonomía marroquí para el Sáhara era “la base más sólida, creíble y realista” para resolver el conflicto.

Desde entonces, el Gobierno ha hecho de la discreción su máxima y ha evitado, como ya hizo durante la crisis diplomática con Marruecos, hacer nada que pudiera incomodar aún más a Argelia, principal exportador de gas a España, al menos hasta fecha reciente y repitiendo como un mantra que es “un socio sólido y fiable” y que cumple con sus acuerdos energéticos.

Puede que por esta misma razón, el presidente optara por no hacer ninguna alusión a la situación de la relación con Argelia durante las más de cinco horas que ha durado el debate en el Congreso, en el que no obstante el tema del Sáhara y Marruecos ha sido finalmente secundario. Algunos de los portavoces parlamentarios han recordado al presidente la llamada a consultas del embajador o la amenaza de subida del precio del gas a España que ha hecho el presidente de la empresa nacional de hidrocarburos, Sonatrach, pero Sánchez no se ha dado por aludido.

Esto no ha impedido el duro comunicado que llegaba horas después desde Argel. En él, la Presidencia argelina anunciaba la suspensión “inmediata” del tratado de amistad suscrito con España hace casi dos décadas como represalia por su “injustificable” apoyo al plan de autonomía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental. Argel recrimina al Gobierno su campaña para argumentar un giro político que, a su juicio, supone una “violación de las obligaciones jurídica, moral y política” por parte de España, que considera que sigue siendo “potencia administradora” del Sáhara Occidental.

"Fórmula ilegal e ilegítima"

En este sentido, la Presidencia argelina afea el respaldo del Ejecutivo de Pedro Sánchez a una “fórmula ilegal e ilegítima” como es la autonomía planteada desde Rabat, que propone una política colonial de “hechos consumados” mediante “argumentos falaces”. Por su parte, el Gobierno español ha lamentado el paso dado por el presidente argelino, Abdelmayid Tebune. Fuentes diplomáticas han dejado claro que el Gobierno considera a Argelia “un país vecino y amigo” y mantiene “su plena disponibilidad para seguir manteniendo y desarrollando las especiales relaciones de cooperación entre los dos países, en beneficio de ambos pueblos”.

Asimismo, han manifestado que España mantiene su “compromiso pleno con el contenido” del Tratado, suscrito en 2002, y “con los principios que lo informan”, recogidos en el preámbulo y entre los que las fuentes han citado el de “igualdad soberana de los Estados, de no injerencia en los asuntos internos y del respeto del derecho inalienable de los pueblos a disponer de ellos mismos”. El tratado prevé la celebración de una Reunión de Alto Nivel con carácter anual, si bien la última se celebró en 2018, además de recoger la voluntad de cooperación en otros ámbitos como el económico, la defensa, la lucha contra el terrorismo o el cultural.

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, ha lamentado el anuncio de Argelia y ha dicho no temer “repercusiones” porque el Gobierno argelino ha demostrado ser un “socio fiable”.

En declaraciones a la prensa antes de intervenir en un foro económico en Alcalá de Henares (Madrid), al que ha asistido el rey Felipe VI, Albares ha expresado asimismo su disposición a comparecer en el Congreso de los Diputados por este asunto, tras las peticiones realizadas tanto por Ciudadanos como por el PP.

Etiquetas