Actualidad

GUERRA EN UCRANIA

Macron envía en Kiev un "mensaje de unidad europea a los ucranianos"

Los líderes europeos Emmanuel Macron, Olaf Scholz y Mario Draghi viajan a Ucrania para reunirse con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski

Macron, Scholz y Draghi
Macron, Scholz y Draghi en su visita a la ciudad de Irpin este jueves.
E.P.

Los líderes europeos Emmanuel Macron, Olaf Scholz y Mario Draghi quieren dar con su viaje a Ucrania "un mensaje de unidad europea a los ucranianos", afirmó el presidente francés en unas breves palabras tras llegar a la capital del país.

Macron, Scholz y Draghi llegaron este jueves por la mañana a Kiev para reunirse con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, con quien hablarán de la guerra y las aspiraciones ucranianas para entrar en la Unión Europea.

Este viaje "es un mensaje de unidad europea a los ucranianos y las ucranianas, de apoyo para hablar a la vez del presente y del futuro, porque sabemos que las próximas semanas serán muy difíciles", indicó Macron en unas breves palabras en el andén.

Los tres dirigentes llegaron a una estación de Kiev plagada de militares ucranianos y en la que una caravana de vehículos les esperaba en el mismo andén, donde también estaba la ministra ucraniana de Integración Europea, Stefanishyna Olha.

Inicialmente se dirigieron a su hotel para descansar, antes de mantener un almuerzo de trabajo con Zelenski, seguido de una conferencia de prensa y un paseo por zonas de Kiev dañadas por la guerra.

A la visita se unirá el presidente rumano, Klaus Iohannis, que viaja de forma separada desde Bucarest, indicó el Elíseo.

Este viaje tiene lugar en un momento clave, pocos días antes del Consejo Europeo de los próximos 23 y 24, en el que Ucrania espera un gesto simbólico muy fuerte de la Unión Europea.

El Elíseo insistió en que hace falta encontrar "un equilibrio entre las aspiraciones ucranianas" y las de otros países candidatos al ingreso en la UE atascados en sus negociaciones, además de que "no hay que desestabilizar ni fracturar la UE".

Macron, Scholz y Draghi abordaron el tren en la zona de mercancías de una estación no divulgada de Polonia. Se trataba de un convoy especial fletado por las autoridades ucranianas que viajó durante toda la noche.

Cada uno tenía su propio vagón y poco después de la salida acudieron al salón del coche de Macron para preparar su reunión con Volodímir Zelenski.

Los mandatarios mantuvieron durante este viaje una reunión de cerca dos horas antes de que Scholz y Draghir volvieran a sus vagones a descansar.

Los medios italianos destacan las fuertes medidas de seguridad en el tren y explican que a su llegada un operativo de cerca 300 miembros del ejercito ucraniano se ocuparán de vigilar los movimientos de las delegaciones. 

Etiquetas