Actualidad

MADRID

Almeida afea que se creen polémicas "para patrimonializar el Orgullo"

Ha defendido que la enseña arcoíris estará presente mediante la iluminación de la fuente de Cibeles y el Palacio sede del Consistorio de la capital 

José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid
José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid
S.E.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha reprochado este miércoles que se generen polémicas con el objetivo de "patrimonializar el Orgullo y al colectivo LGTBI", así como ha defendido que la enseña arcoíris estará presente mediante la iluminación de la fuente de Cibeles y el Palacio sede del Consistorio de la capital.

Son las primeras declaraciones del alcalde, ofrecidas a los periodistas a la puerta de Ifema Madrid, después de que ayer dos de sus concejales (José Fernández y Almudena Maíllo) abandonaran la presentación del Mado después de que la presidenta de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), Uge Sangil, acusara al regidor de "lgtbfobia" y de "no representar a todos los ciudadanos" por no colocar la bandera en Cibeles.

"Respeto todas las opiniones, tanto las positivas como las negativas, pero no comparto la opinión. No hay homofobia institucional", ha señalado Almeida, quien ha negado polémicas con la celebración del Orgullo, pues "se va a celebrar como todos los años, se van a reforzar los servicios públicos al ser el primer año de normalidad tras la pandemia, y el Ayuntamiento es el principal patrocinador".

En este punto ha precisado que no encontrarían al alcalde "en polémicas estériles, inútiles, que no afectan a la celebración del Orgullo y que no solucionan problemas reales de los madrileños".

Así, pese a que "algunos quieran sacar contrapartida política del Orgullo", Almeida ha señalado que "es una fiesta de inclusión y que la exclusión no se compadece con el espíritu del Orgullo". "No hay más polémica que aquel que quiera buscar y sacar rédito para patrimonializar al colectivo LGTBI", ha apostillado.

Requerido por la posible colocación de la enseña arcoíris en el Palacio de Cibeles, el alcalde ha defendido que el Consistorio "respeta la sentencia del Tribunal Supremo que dice que no puede ondear otra bandera que no sean las oficiales" y la LGTBI "está suficientemente representado con la iluminación".

Defiende que se ha optado "por una manera que también representa lo que eso significa", ya que "la sentencia del Supremo es clarísima" y se ha optado por una "solución diferente que acredita que la bandera LGTBI va a estar presente con iluminación". "El Orgullo se celebra en el Ayuntamiento como todos los años", ha lanzado.

Sin embargo, la vicealcaldesa de la capital, Begoña Villacís, aseguraba ayer que se ha enviado una circular a las Juntas de Distrito desde el área de Coordinación Territorial para explicarles "cómo pueden colocar la bandera LGTBI" en forma de pancarta así como que no veía "inconveniente" en que la enseña arcoíris ondee en la fachada del Palacio de Cibeles porque "la situación ha cambiado".

Esta situación es la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) según la cual se estima que la colocación de la bandera LGTBI en el Ayuntamiento de Zaragoza no vulnera la ley de banderas. En este sentido, el fallo la compara con otros estandartes lucidos en el balcón como el ascenso a LaLiga del club de la ciudad.

Etiquetas