Actualidad

cumbre de la otan

Madrid extrema la seguridad ante la cumbre de la Otan

La capital está desde este lunes en fase “crítica” y se blinda ante las amenazas

Policías a caballo en el dispositivo puesto en marcha en el recinto de Ifema.
Policías a caballo en el dispositivo puesto en marcha en el recinto de Ifema.
Alberto Ortega/E. Press

Madrid está desde primera hora de este lunes en fase “crítica” en materia de seguridad debido a la cumbre de la Otan que se celebrará el miércoles 29 y el jueves 30 con la asistencia de 40 líderes internacionales y 5.000 asistentes que van a estar protegidos por 10.000 agentes de las fuerzas de seguridad. La pata más “silenciosa” de la operación de seguridad bautizada como Eirene -la diosa griega que trae la paz- la ha asumido la Comisaría General de Información de la Policía en colaboración con CNI, cuerpos policiales del resto de países miembros de la alianza, así como Interpol, Europol y seguridad Otan.

Una presencia y unas medidas de seguridad que van a afectar a la vida normal de la ciudad, donde desde el viernes pasado se ha intensificado la presencia policial en las calles y otras medidas para mantener el control minuto a minuto.

Serán 10.000 los agentes desplegados. De ellos, 6.550 policías nacionales, el cuerpo que llevará el peso del operativo, y 2.400 guardias civiles. A ellos se unirán efectivos de la Policía Municipal de Madrid, de Bomberos, Emergencias y Protección Civil, de la seguridad de Casa Real, de la de Presidencia de Gobierno y de Seguridad Privada. Se constituye además en un pabellón de Ifema el Centro de Coordinación, Cecor, que funcionará las 24 horas y en el que estarán representados todos los operadores que han participado y participarán en el plan de seguridad.

La Policía Nacional tiene blindado Ifema -con la estación de metro cerrada- e intensifica el ciberpatrullaje para evitar cualquier amenaza, incluidas las virtuales con protección especial a los sistemas de telecomunicaiones y la propia gestión del espacio Otan en Ifema.

Las zonas más afectadas serán las que acojan los principales eventos de la cumbre, como Ifema o el Museo del Prado, que se cerrará dos días porque acogerá una cena de trabajo en zonas que no afectarán a las obras de arte. El entorno del Palacio Real, del Teatro Real y del Museo Reina Sofía, el eje del Paseo de la Castellana (por los hoteles donde se alojarán muchas delegaciones) o las del aeropuerto de Barajas y la Base Aérea de Torrejón, se verán también alteradas.

Pasos fronterizos

La Policía Nacional ha establecido además desde este fin de semana controles en los pasos fronterizos de La Junquera (Gerona) y de Irún. En el dispositivo de La Junquera, principal vía de conexión por tierra entre España y Francia, se han desplegado más de cincuenta efectivos de la Brigada de Respuesta Contra la Inmigración Clandestina (BRIC).

El jefe del grupo 3 de la BRIC, el inspector Pablo López, confirmó que el control en la antigua frontera de la carretera N-II busca “prevenir la entrada de personas antisistema o que puedan provocar desórdenes públicos en la cumbre o en sus proximidades”. Además, cazas del Ejército del Aire, artillería antiaérea y helicópteros NH-90 blindan el espacio aéreo junto a aviones de la Otan. Las Fuerzas Armadas han reforzado su sistema de alerta ante intromisiones y a ellas se han sumado los aviones de control y vigilancia aérea de la Otan, Awacs, con un gran radar en su parte superior.

Etiquetas