Actualidad

balance de gobierno

Sánchez lanza un alegato a favor de su Gobierno "nadie nos va a parar"

El presidente hizo balance del curso político, descartó una crisis en septiembre y rechazó la posibilidad de posponer las generales  

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comparecía en Moncloa para hacer balance del curso político.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comparecía en Moncloa para hacer balance del curso político.
EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha hecho balance del curso político antes de las vacaciones cerrando la puerta a una crisis de Gobierno en septiembre, "nadie nos va a parar", ha avisado, y lanzando un alegato a favor de su gabinete y de los impuestos a banca y energéticas "le pese a quien le pese".

En una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa, en el que ha prescindido de la corbata al igual que el resto de sus colaboradores como una medida de ahorro energético, ha descartado de plano que tenga previsto remodelar su gabinete en un futuro próximo porque, dice, está satisfecho con su equipo y con el trabajo que desempeña.

Sánchez también ha rechazado la posibilidad de posponer la celebración de las próximas elecciones generales más allá de diciembre de 2023. Los comicios serán cuento tocan y ha expresado su confianza en que podrá darle la vuelta a las encuestas, muy negativas para los intereses del PSOE.

Y lo hará, ha dicho, sin caer en la "euforia", ni "poniendo paños calientes" pero tampoco cayendo en el "catastrofismo" del PP, sino con "dedicación y sentido común en beneficio de la clase media trabajadora", aunque su Gobierno resulte "incómodo para algunos poderes".

No ha dudado el presidente del Gobierno en citar por sus nombres a algunos de esos poderes que, asegura, se han opuesto a ese nuevo impuesto a la banca y a las empresas energéticas, y a los que ha pedido que "arrimen el hombro" en favor del conjunto de los ciudadanos.

“He escuchado a algunos dirigentes, a la señora Botín, al señor Galán. En fin. Si protestan es que vamos en la buena dirección”, ha proclamado Sánchez, que ha dejado claro que "nada ni nadie" les detendrá para proteger a la clase media y que su Gobierno antepondrá el beneficio de la mayoría a los de una minoría, "por muy privilegiada que sea".

Una minoría que, ha denunciado, parece proteger el PP, que "ha cambiado de cara, pero no de actitud" y que ha pasado del "bloqueo y el negacionismo" al "catastrofismo".

Sánchez ha arremetido contra una oposición de "derecha y ultraderecha" que, en su opinión, vota en contra de todo y "combate con ahínco una medida que es de justicia social".

Más allá de su visión sobre la situación política, el presidente del Gobierno ha aprovechado el balance del curso político para anunciar varias medidas de calado.

El Gobierno planteará en septiembre a la Comisión Europea una propuesta para reformar el funcionamiento del mercado eléctrico con el objetivo de desacoplar el precio del gas del precio mayorista y para poner un tope máximo al precio de las emisiones CO2.

Para Sánchez, estas dos medidas permitirán "doblegar la curva de la inflación" que está disparada y roza ya el 11 por ciento como consecuencia del impacto de la invasión de Ucrania.

Asimismo, ha avanzado que el Consejo de Ministros del próximo lunes aprobará un paquete de medidas urgentes para la eficiencia y el ahorro energético, en línea con lo que están haciendo otros países europeos.

El Gobierno ya avanzó hace algunas semanas que se trabajaba en este plan de ahorro de energía que incluiría el fomento del teletrabajo y un uso más eficiente del aire acondicionado y la calefacción en los edificios públicos, lo que se extendería como recomendación al sector privado.

"Todos estamos involucrados", ha asegurado Sánchez, que ha considerado que este plan también será bueno para las empresas y las familias porque la reducción del consumo permitirá también abaratar la factura de la luz.

De forma paralela, el Gobierno aprobará también el próximo lunes, en el último decreto antes de las vacaciones, un decreto de medidas urgentes para favorecer la coordinación de todas las administraciones en la prevención y extinción de incendios forestales.

Se trata, ha avanzado, de establecer unos mínimos para que no existan diferencias entre los servicios de extinción entre comunidades autónomas.

Ha recordado que los medios de la administración general del Estado -la Policía Nacional, la Guardia Civil, la Unidad Militar de Emergencias y las Brigadas de Refuerzos en Incendios Forestales- han estado presente en más del 80 por ciento de los incendios que se han producido este verano, a pesar de que estos siniestros, son competencia de las comunidades autónomas.

"Y así debe ser, porque necesitamos la colaboración de todas las administraciones", ha recalcado, tras lo que ha asegurado que el Gobierno "siempre va a estar respondiendo ante un enemigo común como es el fuego".

Pero ha añadido que resulta evidente la necesidad de establecer unos mínimos para que "no existan diferencias como las que existen hoy entre los servicios de extinción de unas comunidades autónomas frente a otras" y también para reforzar la coordinación de todos en esta tarea.  

Etiquetas