Actualidad

Díaz Ayuso se rebela contra el plan energético del Gobierno

La presidenta de Madrid valora llevar al Tribunal Constitucional la normativa

Isabel Díaz Ayuso.
Isabel Díaz Ayuso.
Marta Fernández/E. Press

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se rebeló ayer contra el plan de ahorro energético aprobado por el Gobierno y estudia llevar el Real Decreto Ley de medidas de sostenibilidad económica ante el Tribunal Constitucional (TC). Este plan, entre otras medidas, limita los termostatos en comercios y transportes públicos, o contempla el apagado de las luces de escaparates y edificios públicos a las 22:00 horas.

“Madrid no se apaga”, avisó Díaz Ayuso en las redes sociales donde explicó que no aplicará el plan porque “genera inseguridad y espanta el turismo y el consumo”, además de “oscuridad, pobreza, tristeza, mientras el Gobierno tapa la pregunta: ¿qué ahorro se va a aplicar a sí mismo?”.

Tras ello, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pidió a la clase política, a los partidos y administraciones públicas que “huyan de un comportamiento egoísta, unilateral e insolidario”, que “en nada representan el esfuerzo y el compromiso europeísta de la sociedad española”.

Para la ministra sería un mal ejemplo “promover rebeldías o insumisiones legales (...). No es admisible que una comunidad autónoma y su presidenta haga alarde de un incumplimiento legal” de las medidas adoptadas en el marco europeo, afirmó en declaraciones a Efe.

Por el contrario, el coordinador general del PP, Elías Bendodo, trasladó su apoyo a Ayuso y al resto de responsables autonómicos, que tienen “libertad para decidir” si aplican o no el plan del Gobierno.

Para la patronal Ceim, la climatización de las empresas tiene que permitir trabajar con “comodidad y seguridad” y ofrecer un “entorno agradable a los clientes”, haciendo “compatible el ahorro con la actividad económica sin necesidad de más medidas intervencionistas”.

Desde Madrid Foro Empresarial pidieron a su vez que el comercio no asuma el plan en lo que queda de año y para 2023, porque aumentaría la inseguridad ciudadana.

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, se anticipó el pasado lunes a que alguna comunidad rechazara las medidas, algo que calificó de “temeridad” e “insolidaridad”.

Asimismo, ayer martes, la ministra de Derechos Sociales Ione Belarra consideró el rechazo de la presidenta de Madrid “una forma irresponsable de hacer política”. Asimismo, la portavoz de la Ejecutiva Federal del PSOE, Pilar Alegría, criticó la “frivolidad” de Ayuso e instó al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, a desautorizarla a ella o a la Unión Europea.

Por otra parte, la delegada del Gobierno, Mercedes González, lamentó que Madrid tenga al frente a “gente tan insolidaria, tan egoísta, y sobre todo, tan negacionista”. Para la líder de Más Madrid, Mónica García, el despilfarro energético es “una irresponsabilidad más” de Ayuso y una falta de respeto a quienes hacen “sacrificios” para llegar a fin de mes.

Etiquetas