Actualidad

DE CERCA

Ana López: "Es una gozada plasmar los paisajes que tenemos en la puerta de casa"

La carismática fotógrafa jacetana, nacida en 1968, es cada vez más popular en el entorno de Jaca por su habilidad a la hora de retratar el territorio

Ana López Artillo.
Ana López Artillo.
Miguel Ramón Henares

Ana López Artillo siempre está presente con su cámara en los grandes acontecimientos de Jaca, como el Primer Viernes de Mayo o el Festival Folklórico de los Pirineos, pero también retrata la vida diaria de los jaqueses y juega un importante papel dando a conocer los rincones más bellos del territorio. ¿Cómo nació su pasión por la fotografía?

—Por casualidad. Hace unos 9 años, publiqué una fotografía en una red social muy conocida (Facebook), en el grupo llamado “Somos de Jaca”, tuve muchos ‘me gusta’ y eso me motivó a comenzar con esta maravillosa afición.

Hasta el momento, ¿se podría decir que su mayor desafío ha sido ilustrar el más reciente libro escrito por Domingo Buesa: La carta que nunca llegó. Historias de la historia de Jaca (Editorial Doce Robles)?

—Sí. Estoy muy agradecida de que Domingo contara conmigo para su último libro. Es un orgullo para mí.

En su vida cotidiana, ¿qué es lo que más le gusta exprimir hasta la saciedad?

—Buscar nuevos encuadres para mis fotografías, intentando que las personas que las miren puedan disfrutar lo mismo que yo cuando las hago.

Y por el contrario, ¿cuál se puede decir que es la excitación que más le irrita?

—El estado de continua tensión política y social que vivimos desde hace unos años.

Volviendo al mundo de la fotografía, ¿en general qué aspira a expresar con sus imágenes?

—La belleza de las cosas y los lugares de mi ciudad.

Ahora, que acaba de empezar el otoño, ¿qué suele fotografiar en esta época del año?

—Es la estación más bonita y fotogénica para mí. Los colores de las hojas, los matices de los verdes, los amarillos, los ocres... Es una gozada plasmarlo en las fotografías de los paisajes que tenemos en la puerta de casa.

¿Por quién doblan las campanas? (Un recuerdo en positivo).

—Las conversaciones con mi padre en sus últimos meses de vida.

A palabras necias, ¿oídos sordos, la otra mejilla o mamporro –dialéctico-?

—Oídos sordos.

¿A quién le daría el premio nacional de gastronomía altoaragonesa?

—A mi madre, que es una maravillosa cocinera. Aunque sea andaluza.

En esto del deporte, ¿practica o admira?

—Práctico senderismo.

Dentro de la comarca de la Jacetania y sus veinte municipios, ¿cuál es el espacio que más le gusta capturar con su cámara?

—Disfruto mucho fotografiando la belleza de mi ciudad. Como lugar favorito de la Jacetania, diría la Estación Internacional de Canfranc.

¿Algún día los vecinos de Jaca y sus visitantes tendrán la oportunidad de contemplar una exposición fotográfica de Ana López Artillo?

—Me encantaría. Sería un sueño cumplido.

¿Orgullo altoaragonés y/o cosmopolitismo planetario?

—Orgullo altoaragonés.

Si los Reyes de Aragón levantaran la cabeza y vieran el panorama (mundial), ¿cree que retornarían a su reposo eterno a la velocidad del rayo?

—Rotundamente sí.

Cuando se publique la presente entrevista, quedarán ni más, ni menos que tres meses para acabar el año. ¿Qué le pediría al 2023?

—Salud y trabajo para mis hijos.

Etiquetas