Actualidad

RELACIONES INTERNACIONALES

Un corredor energético unirá España, Francia y Portugal

Sánchez, Macron y Costa pactan un nuevo proyecto tras descartar el ‘MidCat’

Macron, Sánchez y Costa ayer durante su encuentro en Bruselas.
Macron, Sánchez y Costa ayer durante su encuentro en Bruselas.
E. PRESS

Los presidentes de España, Pedro Sánchez; Francia, Emmanuel Macron; y Portugal, António Costa; anunciaron ayer en Bruselas un “acuerdo político” para dejar de lado el proyecto de gasoducto MidCat, que París rechazaba de plano, para impulsar un nuevo “corredor de energía” para interconectar la Península Ibérica con el resto de la Unión Europea a través de un gasoducto que una Barcelona con Marsella.

“Hemos logrado un acuerdo político conjunto que, en cierta manera, es el abandono del histórico MidCat, un proyecto gasístico a través de los Pirineos, para favorecer un proyecto en el que trabajaremos las próximas semanas de manera muy intensa para sacar del aislamiento a la península Ibérica y construir un corredor entre Portugal, España y Francia”, proclamó Macron a su llegada a la reunión de jefes de Estado y de Gobierno de la UE en Bruselas, tras la trilateral con sus colegas español y portugués.

Sánchez, Costa y Macron volverán a verse en Alicante el 9 de diciembre en la cumbre de líderes del sur de Europa (Med9), en cuyos márgenes esperan cerrar los detalles en cuanto a los “plazos para la inversión, el reparto de costes y el volumen de recursos económicos” necesarios, según anunció el presidente español en declaraciones a la prensa también en Bruselas. La nueva tubería marítima entre Barcelona y Marsella está llamada a transportar hidrógeno verde y otras energías renovables, pero también servirá como conducto para el flujo de gas durante un periodo de transición. La nueva solución que desbloqueó las conversaciones surge a iniciativa de España , según fuentes del Gobierno.

Sánchez destacó que el entendimiento llega tras “muchos meses de trabajo” y que permitirá “acelerar” el proceso de interconexión de la Península ibérica con el conjunto de la Unión Europea, mediante un pacto “europeísta y solidario” y de “transición ecológica”.

Tres premisas

Así, agradeció a Costa y a Macron su “voluntad política” para llegar a este acuerdo y defendió que el nuevo proyecto respeta tres premisas con las aspiraciones españolas. La primera de ellas que el nuevo corredor será “coherente” con la transición ecológica porque permitirá el flujo de hidrógeno verde.

La segunda condición, dijo Sánchez, era que España, que es uno de los países con mayor capacidad de regasificación, pudiera responder a la “demanda de solidaridad” de otros países de la UE que necesitan alternativas al “chantaje ruso”. El tercer eje, completó, es que se trata de un proyecto con “aproximación dual” porque además de interconectar fuentes de energía como el hidrógeno verde, el gas y las renovables, “impulsará las interconexiones eléctricas”.

Costa, por su parte, celebró el acuerdo a tres bandas para “superar” el MidCat y “construir un nuevo proyecto” que permitirá aumentar las interconexiones entre España y Portugal.

Etiquetas