Actualidad

Rusia inicia el repliegue desde Jersón y Ucrania mantiene la ofensiva

Las tropas rusas continúan su traslado desde la región hasta posiciones en la orilla izquierda del río Dniéper

Soldados ucranianos cargan su pieza de artillería.
Soldados ucranianos cargan su pieza de artillería.
EFE

El repliegue de las tropas rusas de la ciudad de Jersón y el norte de la homónima región ucraniana ya está en marcha, confirmó ayer el Ministerio de Defensa de Rusia, pero las tropas de Kiev mantienen su ofensiva en la zona.

Se está ejecutando la maniobra de traslado de las unidades de tropas rusas a posiciones preparadas en la margen izquierda del río Dniéper en estricta consonancia con el plan aprobado”, explicó el portavoz castrense, Ígor Konashénkov, en su parte bélico diario.

El comandante de las fuerzas rusas en Ucrania, el general Serguéi Surovikin, señaló el día anterior que la maniobra con el traslado de las tropas a la ribera izquierda se ejecutaría “en un plazo breve de tiempo”.

Por su parte, el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas ucranianas informó de que prosigue la ofensiva pese al anuncio de Rusia, un repliegue que Ucrania ni confirma ni desmiente.

“Por el momento no podemos desmentir ni confirmar la información sobre la supuesta retirada. Continuamos la operación ofensiva según nuestro plan”, declaró el general de brigada Oleksiy Hromov.

Precisó que “directamente en la dirección de Jersón, las fuerzas de Ucrania destruyeron las rutas logísticas y el sistema de apoyo del enemigo, destruyeron su sistema de control de tropas”.

“De esta manera no dejamos al enemigo otra salida que la huida”, afirmó y agregó: “Así como el enemigo salió de Kiev, de la región de Járkiv, dejó la Isla de la Serpiente, la probable retirada de Jersón es el resultado de nuestras operaciones activas”.

Unas 100.000 bajas por bando

Rusia ha sufrido más de 100.000 bajas entre muertos y heridos tras la invasión de Ucrania y el país agredido puede haber contabilizado un número de víctimas similar, según el jefe del Estado Mayor de Estados Unidos, Mark Milley.

El alto militar estadounidense ofreció estas cifras el miércoles durante su participación en un acto del Club Económico de Nueva York que recogió ayer la CNN.

“Estás viendo que hay más de 100.000 soldados rusos muertos y heridos”, dijo en un momento de su intervención. “Probablemente lo mismo en el lado ucraniano”, precisó.

Por otra parte, el presidente ruso, Vladímir Putin, ha encargado al Gobierno adecuar los estándares del equipamiento material de los militares a las “necesidades reales” que surgen durante la campaña en Ucrania. 

Etiquetas