Actualidad

DATOS ECONÓMICOS

El 51 % de los españoles ha reducido sus gastos para hacer frente a la subida de los precios

Uno de cada cuatro se plantea limitar su consumo y los menores de 25 son los que mayor intención tienen de gastar menos

La subida del precio de los alimentos ha producido una rebaja en el gasto.
La subida del precio de los alimentos ha producido una reducción en el gasto medio.
S.E.

La guerra de Ucrania ha supuesto un incremento en el coste de la vida a nivel mundial. Así lo revela la encuesta WIN World Survey, elaborada en España por el Instituto DYM en colaboración con WIN International, según la cual las consecuencias de la guerra se han sentido en todas las economías. En el caso de España, uno de cada dos encuestados (un 51 %) ha tenido que reducir sus gastos en los últimos meses para hacer frente a la situación de alza de precios.

Además, otro 25 % de los encuestados se lo está planteando, frente a un 20 % que no tiene intención de hacerlo. Este último porcentaje se reduce al 16 % entre las mujeres y al 17 % entre los entrevistados del grupo de edad de entre 18 y 35 años y se eleva al 26 % entre los mayores de 65.

Resultados de la encuesta.
Resultados de la encuesta.
Henar de Pedro/ 20 minutos

Además de España, el estudio recoge datos de un total de 36 países, en los que se ha entrevistado a casi 30.000 personas. Si bien a nivel mundial la media de encuestados que dicen haber reducido ya sus gastos desciende ligeramente al 48 %, la de personas que planean hacerlo se eleva al 29 %. Esta última es la respuesta en la que se aprecian más variaciones por grupos de edad. Un 34% de los menores de 25 se plantea reducir sus gastos en los próximos meses, frente a un 23 % entre los mayores de 65. La situación ocupacional y el nivel educativo tienen poco efecto en la reducción de gastos, ya que apenas hay variaciones entre las personas con educación superior y aquellos con educación básica, al igual que entre quienes trabajan y quienes están retirados o desempleados.

La crisis se nota más en Europa

Todos los continentes muestran resultados muy similares, a excepción de la región Asia-Pacífico, cuyos habitantes son los que menos han rebajado sus gastos (un 36 %), aunque piensan hacerlo próximamente en un porcentaje más alto (un 25 %). El resto (América, Europa, África y Oriente Próximo) muestran un comportamiento similar -entre el 50 y el 54 % gastan menos ahora que hace unos meses-, si bien Europa es donde más se ha dejado notar el efecto de la crisis a tenor de las respuestas recibidas en el sondeo.

Por países, aquellos en los que los ciudadanos han recortado más sus gastos son Grecia e Irlanda (un 70 %), frente al 19 % en Japón. Por delante de España en reducción de gastos se encuentran Líbano (63 %), Argentina y Chile (62 %), Serbia (59 %) e incluso Francia y Reino Unido (59 y 55 %, respectivamente). Muy por detrás, están Ecuador (28 %), Hong Kong (35 %) o India (38 %), donde sus ciudadanos admiten no haber disminuido su consumo especialmente. Entre los que piensan hacerlo en los próximos meses destacan Japón (45 %), Kenia (50 %), Filipinas (43 %) e India (41 %), mientras que en Corea y Hong Kong más del 40 % de los ciudadanos no tiene intención de reducir sus gastos.

Según Vilma Scarpino, presidenta de la Asociación Internacional Win, «el momento actual nos obliga a tener cada vez más en cuenta el bienestar de las personas», por lo que espera que el sondeo pueda servir «como punto de partida para que instituciones, gobiernos y ONG trabajen en la mejora de la estabilidad financiera». 

El 35 % de los encuestados admite dificultades para llegar a fin de mes

Uno de cada tres españoles tiene dificultades para llegar a fin de mes, un dato ligeramente superior a la media del Viejo Continente y que ha sido recabado por el Instituto DYM en colaboración con WIN International. Solo un 25% de los españoles dice vivir cómodamente, frente a un 35 % que declara tener dificultades para llegar a fin de mes, una cifra que se eleva hasta el 40 % en el grupo de encuestados de entre 46 y 65 años, mientras que se reduce al 28 % entre los mayores de 65. En cuanto a diferencias por sexos, el 28 % de los hombres dice estar viviendo de forma desahogada, frente a un 22 % de mujeres.

Se trata de datos similares a la media mundial, aunque ligeramente peores que la media europea. A nivel global, el 36 % de los entrevistados confiesa tener dificultades para llegar a fin de mes, frente a un 25 % que afirma estar viviendo confortablemente. En esta última respuesta se repite nuevamente la diferencia entre sexos, elevándose el dato masculino hasta el 27 % y quedándose el femenino en un 23 %. Los mayores de 65 años son quienes más se alejan de la media, al declarar un 31 % que vive de forma confortable y solo un 25 % tiene dificultad para llegar a fin de mes.

Más determinantes que la edad y el sexo son el nivel de estudios y la situación económica. Aquellos con una educación superior están en mejores condiciones para afrontar la crisis, ya que el 42 % de los que tienen un máster o un doctorado dice vivir cómodamente, un porcentaje que es solo del 22 % en el caso de los que solo tienen la educación, básica, la primaria o la secundaria. Por situación ocupacional, los que trabajan a tiempo completo y parcial tienen una mejor percepción de su situación financiera (entre un 27 y un 30 % dice vivir cómodamente). Entre los desempleados, solo el 14 % dice vivir cómodamente. 

Etiquetas