Aragón

ALTO ARAGÓN - ESTACIONES DE ESQUÍ

La Cincomarzada alarga un gran fin de semana de sol y esquí en el Alto Aragón

La festividad zaragozana y el carnaval favorecen la ocupación en las estaciones

La Cincomarzada alarga un gran fin de semana de sol y esquí en el Alto Aragón
La Cincomarzada alarga un gran fin de semana de sol y esquí en el Alto Aragón
ARAMÓN

HUESCA.- Desde Madrid, Navarra, País Vasco y este martes, especialmente, de Zaragoza. Las estaciones de esquí del Pirineo recibieron numerosos aficionados al deporte blanco procedentes de distintos puntos del país para disfrutar de las buenas condiciones de nieve y meteorología que han ofrecido estos días los centros invernales de la provincia.

Con motivo de la Cincomarzada en la capital aragonesa y del carnaval que se ha prolongado en varias localidades de España, este martes Cerler, Formigal, Panticosa, Astún y Candanchú registraron una afluencia de esquiadores mucho más abundante que cualquier otro martes.

También las carreteras de la provincia notaron el incremento de vehículos y, aunque no hubo incidencias ni atascos considerables, se contabilizó una circulación "abundante" y "densa" a primeras horas de la mañana en los accesos a las estaciones, informaron desde la Dirección General de Tráfico (DGT). Por la tarde la circulación fue "bastante fluida", incluso en el puerto de Monrepós, donde acostumbra a haber atascos los días de retorno. Este martes, en cambio, gracias a que la operación de regreso a casa se ha realizado de forma escalonada no se registraron problemas, confirmaron desde la DGT.

Fuentes de Aramón calificaron de "gran fin de semana" el vivido en los centros de Cerler y Formigal-Panticosa. Destacaron que hubo muchos aficionados de Zaragoza, pero también de Navarra, Madrid o País Vasco, debido a los días festivos escolares que se disfrutaron por el carnaval en algunos municipios.

Sin duda, el buen tiempo y las condiciones de la nieve fueron el mejor reclamo para escaparse a esquiar al Pirineo. En Cerler este martes contaron con 60 kilómetros esquiables y espesores de 50 a 115 centímetros, mientras que en Formigal-Panticosa tuvieron 130 kilómetros y un manto de entre 45 y 95 centímetros.

Candanchú y Astún ofrecieron un dominio conjunto de 81 kilómetros. Su voluntad es mantener la superficie esquiable durante la jornada de este miércoles, en la que podría haber ligeras precipitaciones que ayudarían a reforzar el manto, que oscila entre 90 y 140 centímetros en Astún y entre 40 y 150 centímetros en Candanchú. "Durante el fin de semana hubo mucha gente de Zaragoza, porque tenían cuatro días de fiesta", como explicó la responsable de comunicación de Candanchú, Carolina Díaz. Los días de más afluencia "han sido el sábado y el domingo". Este martes "hubo más gente que otros martes laborables, pero fue el día que mucha gente escogió para volver a su casa".

Los usuarios de Candanchú tuvieron "una jornada con bastantes pistas abiertas y un día soleado", que estuvo marcado por "la visibilidad máxima y la nieve dura". Tras más de un mes sin nevadas, el manto se redujo en buena medida en las cotas bajas.

Astún también disfrutó de una jornada tranquila y soleada, tras un intenso fin de semana en las pistas y la zona comercial. El próximo domingo, la estación invita a participar en un test organizado por diversas marcas comerciales, de 9 a 14 horas, en la base del telesilla de Cima Raca.

Por otro lado, el espacio nórdico de Linza, en el término municipal de Ansó, tiene pequeños espesores, que empiezan a escasear en algunas zonas.

Según el centro A Lurte de Canfranc Estación, este miércoles, a partir de la mañana, "la cota de nieve se desploma (de 2.000 a 1.500 metros) y parece que pueden acumularse entre 10 y 20 centímetros, que a estas alturas y en esta temporada son más que bien recibidos".

Y es que, el sol es un gran aliado para los amantes del deporte blanco pero también tiene sus consecuencias negativas, como la desaparición paulatina de la nieve al deshacerse por el calor. "En Formigal-Panticosa se han ido cayendo algunas pistas, pero los cuatro valles continúan abiertos", confirmaron desde Aramón, aunque se mostraron ilusionados con la llegada de un nuevo frente que podría traer nieve.

ACTIVADO EL AVISO AMARILLO POR LLUVIAS Y VIENTO

Este miércoles la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) activa el aviso amarillo por riesgo de lluvias y viento en el Pirineo oscense. Se esperan rachas de hasta 90 kilómetros por hora y precipitaciones débiles al principio, que tenderán a generalizarse por la tarde con intensidad moderada o localmente fuerte, a veces en forma de chubascos, incluyendo nieve granulada. Por su parte, la cota de nieve se sitúa en torno a 2.000 metros, bajando hasta 1.300 al final del día.

Este jueves las temperaturas irán en descenso y la cota de nieve oscilará entre los 1.200 y 1,000 metros, mientras que el viernes la cota irá subiendo ligeramente y las temperaturas se mantendrán con pocos cambios.

Etiquetas