Aragón

ALTO ARAGÓN - METEOROLOGÍA

La nieve regresa al Pirineo tras varias semanas de anticipo primaveral

La llegada de un frente frío dificultó la circulación y obligó a usar cadenas en cuatro carreteras de montaña

La nieve regresa al Pirineo tras varias semanas de anticipo primaveral
La nieve regresa al Pirineo tras varias semanas de anticipo primaveral
LL.H.

HUESCA.- Tras el anticipo primaveral con el que se despidió febrero y ha comenzado el mes de marzo, este miércoles la provincia volvió a la realidad del invierno con la llegada de un frente que dejó nieve, lluvia y viento. En varias carreteras de montaña fue obligatorio el uso de cadenas y la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantuvo activado el aviso amarillo por lluvias y viento en el Pirineo oscense hasta las doce de la noche.

Por la tarde, a partir de las 16:30 horas, fueron necesarias las cadenas o los neumáticos de nieve en la A-139 desde Benasque y hasta Llanos del Hospital, al igual que en la A-2617, donde la restricción por meteorología adversa afectó a seis kilómetros de la vía, de Cerler al Ampriu.

Los accesos a Francia por el túnel de Bielsa (A-138) y el Portalet (A-136) se mantuvieron abiertos, aunque hubo que circular con precaución por la existencia de hielo y nieve en la carretera. En Formigal, desde el kilómetro 24 de la A-136 y hasta el 27, en la frontera del Portalet, también fueron obligatorias las cadenas a partir de las siete de la tarde.

El frente deja una bajada generalizada de temperaturas, especialmente en la zona norte, Benasque, por ejemplo, registró la mínima más destacada de Aragón con 0,2 grados a las 4:30 horas de la madrugada, según los datos registrados por la Aemet. También hubo un descenso en la cota de nieve, que pasó de los 2.000 a los 1.300 metros al final del día. Este jueves, la cota se sitúa en torno a los 1.200 y 1.000 metros, y se prevé que se mantenga así hasta que el sábado que experimenta una rápida subida, de los 1.200 a 2.100-2.300 metros.

Según la Agencia Estatal de Meteorología, el pasado mes fue, con una precipitación media de 15 litros por metro cuadrado, el febrero más seco del siglo XXIy registró hasta 18 marcas históricas vinculadas a temperaturas máximas, especialmente en la mitad norte peninsular.

EL FEBRERO MÁS SECO DEL SIGLO

La Aemet destaca el carácter extremadamente seco en un área comprendida entre Segovia y Valladolid, así como en una zona al norte de Huesca, pero las precipitaciones quedaron por debajo de los valores normales en todo el territorio, excepto al norte de La Rioja. Así, la precipitación media (15 litros por metro cuadrado), supone el 28 % de lo normal de este mes (53 litros por metro cuadrado) para el periodo de referencia 1981-2010, lo que convierte a febrero en el más seco de lo que llevamos de siglo XXI y el cuarto más seco desde 1965.

Con 9,7 grados de media (1,2ºC por encima del registro) febrero fue el cuarto más cálido del siglo, por detrás de 2008, 2007 y 2017, y acumuló 18 marcas históricas, especialmente en el tercio norte peninsular. Además, en febrero lució el sol más de lo habitual, hasta un 44 por ciento por encima de la media en el conjunto de España.

Etiquetas