Aragón

EMPRESAS

Álex Dantart : "Emprender es querer fracasar, tienes que caer varias veces para aprender"

Álex Dantart : "Emprender es querer fracasar, tienes que caer varias veces para aprender"
Álex Dantart : "Emprender es querer fracasar, tienes que caer varias veces para aprender"
S.E.

HUESCA.- Álex Dantart estudió Físicas e Informática, ha visitado 31 países, ha ejercido de profesor, practica deportes (incluidos el billar y el ping-pong, que no son baladíes), ha disparado fotografías por decenas de miles y ha vivido en Madrid, Barcelona, Nueva York y Zaragoza. Ha sido inversor de éxito e inversor fallido, fundador de compañías, consultor, asesor, analista, colaborador en medios, conferenciante, mentor, organizador de eventos e innovador.

Pero la faceta que más le excita es la de "agitador" para el crecimiento y la "aceleración" empresarial. Es el presidente de Araban (Aragón Business Angel Network), fundado en octubre pasado con 12 promotores sin ánimo de lucro que ya ha localizado 450 startups con sus proyectos, de las que se han presentado 45 y una, Singerfy, ha obtenido ya financiación de capital aragonés. "Otras están en fases intermedias de análisis y reuniones, y ya tenemos unos 200 "business angels" o inversores de cualquier nivel, porque consideramos que pueda ser de 1.000 euros porque quiere probar cómo va esto o un Family Office, grandes familias que tienen capital y quieren diversificar".

Afirma el presidente de Araban que uno de los objetivos es "formar tanto a los inversores a los que se enseña a diversificar como a las startups a las que asesoramos para que sepan cómo presentarse a aquellos, en qué momento pedir porque no todas necesitan dinero, o cuándo lo tienen que pedir exactamente". Pero, ¡ojo!, no todo el monte es orégano y no se puede considerar que alumbrar una "idea feliz" va a venir acompañada de medio millón de euros. "Los inversores dan dinero cuando existe un producto que está hecho o al menos un prototipo funcional y que da algunas cifras, y el dinero lo que hace es aumentar las ventas o la rapidez del crecimiento. Luchamos contra los mitos que provocan una explosión de gente que quiere conseguir dinero fácil por tener una idea".

Álex Dantart aclara que existe una búsqueda de viabilidad, porque "la rentabilidad es estadística. En el mundo de las startups, se invierte en 10 para que te salga bien una, al igual que una persona puede hacer 10 en su vida y le puede salir bien una. Se busca más viabilidad en un proyecto que sea escalable. Se busca que inversiones de capital semilla de hasta 300.000 euros sirvan para hacer crecer el negocio de manera exponencial gracias a la tecnología". Requisito que define estas empresas aragonesas, la otra condición que exige Araban.

UN 10 % DE HUESCA

En estos cuatro primeros meses, el 90 % de las startups con las que ha conectado Araban procede de Zaragoza y el 10 % de Huesca. "Tenemos que trabajar Huesca y Teruel y barajamos hermanarnos con alguna asociación que funcione en Huesca para fomentar esto".

El trabajo "por amor al arte" de la asociación tiene su punto pedagógico. "No todo el mundo puede emprender. Para meterse en estas cosas hace falta una filosofía de vida, tener constancia y conciencia de que vas a fallar. Emprender es querer fracasar porque tienes que ser consciente de que tienes que caer varias veces para emprender y para aprender. No todo el mundo está dispuesto a asumir ese riesgo y está en su derecho. A veces nuestra labor es pararles los pies porque hemos de desmitificar que emprender es la solución a tus problemas o que es un mundo feliz".

Aporta Álex Dantart el concluyente dato de que el 54 % de las startups "falla porque no ha habido un equipo correcto que ejecute la idea. Los inversores miramos antes el equipo que la idea, un mínimo de dos personas al 300 %, con compromiso, que sean ágiles, veloces y flexibles".

Rechaza el presidente de Araban el discurso de la transformación digital. "El mundo ya es digital, es un hecho, no existe la transformación, sino personas que se han quedado en el siglo pasado y tienen que intentar a marchas forzadas ser como las empresas que ya funcionan o están muertas o en fase de morir. La tecnología te ofrece escalar y pensar de forma mucho más global. Nosotros fomentamos la ciencia de los datos, el análisis y el método aplicado al mundo empresarial".

EL "AGROTECH"

Expresa Álex Dantart su fe en sectores "convertibles a startups" pese a su lejanía apriorística. "En Huesca o Zaragoza, está habiendo muchísimo "agrotech", tecnología en el sector agroalimentario. Impacta mucho en Aragón".

El presidente de Araban alude a un intangible que sorprende. "Un inversor apuesta por sentimiento, porque tiene un feeling con esa startup, porque le da buen rollo el equipo promotor y hay un enamoramiento. Todos los que invertimos queremos estar al tanto de esta inversión, meternos en el barro porque nos sentimos parte de ello. Es más de sentimiento que de predicción económica en este mundo tan agitado y tan loco".

Concluye Álex Dantart, en la reivindicación de un trabajo con el que disfruta y devuelve "al mundo lo que has cogido del mundo", apelando a la responsabilidad social. "Lo nuestro no es una inversión. La gente no invierte para conseguir un retorno exclusivo, sino porque quiere meterse en algo grande, pertenecer a algo interesante, divertido, cerca de tecnologías emergentes, aprender".

Etiquetas