Aragón

ALTO ARAGÓN - AGRICULTURA Y ALIMENTACIÓN

Guía para un sector agrario más responsable, eficaz y sostenible

El gobierno de Aragón publica un catálogo de buenas prácticas con pautas para favorecer y concienciar a ganaderos y agricultores con el cambio climático

Guía para un sector agrario más responsable, eficaz y sostenible
Guía para un sector agrario más responsable, eficaz y sostenible
S.E.

HUESCA.- Mejorar la sostenibilidad de las explotaciones agrarias, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y aumentar la eficiencia en el uso del agua y la resiliencia de los cultivos ante las condiciones de estrés climático son algunos de los principales objetivos que persigue el "Catálogo de Buenas Prácticas Agrarias", que ha desarrollado el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, en colaboración con especialistas del sector y en el marco de la Estrategia Aragonesa de Cambio Climático 2030 (EACC 2030).

La guía, que acaba de ser publicada, se estructura en recomendaciones, buenas prácticas propiamente dichas y retos futuros.

Así, para hacer frente al cambio climático desde el sector de la agricultura, el catálogo aconseja utilizar métodos alternativos de bajo impacto para el control de plagas y enfermedades como las técnicas de confusión sexual. Y para ahorrar y usar eficientemente los recursos hídricos recomiendan usar sistemas de riego por goteo y herramientas de autogestión del agua.

En el ámbito de la ganadería, enumeran otras buenas prácticas como desarrollar centros gestores de estiércoles y purines, llevar a cabo recogida de purines para producir biogás o valorizarlo para su aplicación como fertilizante. También incluyen consejos de ahorro de energía como la instalación de sistemas de energía solar fotovoltaica.

Respecto a los retos que recoge la publicación, destacan algunos como promocionar la rotación de cultivos, un mayor uso de energías renovables o la utilización de restos de poda y restos agrícolas para calderas de biomasa. Además, contemplan otros desafíos en el sector ganadero como la valorización de cadáveres de porcino y la promoción de una economía circular del dióxido de carbono.

Actualmente hay diferentes instituciones que centran sus esfuerzos en avanzar para la consecución de soluciones innovadoras mediante proyectos de investigación que son imprescindibles para que las diferentes técnicas se puedan aplicar directamente en campo. En el apartado de retos futuros, también se recogen estos proyectos.

Desde el Gobierno de Aragón indican que en nuestra comunidad autónoma se producen y transforman materias primas alimentarias para una población equivalente de unos doce millones de habitantes (diez veces la población aragonesa), lo que se traduce en que las emisiones de la agricultura y la ganadería superan el veinte por ciento del total de emisiones de dióxido de carbono de Aragón.

Teniendo estos datos en cuenta y dada la importancia del sector agroalimentario en la economía aragonesa, el Ejecutivo autonómico consideró necesario promover acciones de adaptación para proteger el sector de los efectos negativos del cambio climático, reduciendo los riesgos de pérdida de actividad laboral y empleos. Y de este precepto, en 2015 nació el Programa Agroclima Aragón.

Ahora han publicado el "Catálogo de Buenas Prácticas Agrarias para un desarrollo bajo en carbono y un sector agrario más resiliente al cambio climático", que se puede descargar desde el portal web del Gobierno de Aragón (aragon.es).

Etiquetas