Aragón

ALTO ARAGÓN - DÍA DEL AGUA

Trillo llama a la reflexión sobre la necesidad de agua en la agricultura

El presidente de Ferebro aboga por el almacenaje hídrico para garantizar la producción mundial de alimentos

El Gobierno aprueba la modernización de regadíos en Huesca por 15,8 millones
El Gobierno aprueba la modernización de regadíos en Huesca por 15,8 millones
R.A.A.

HUESCA.- César Trillo, presidente de la Federación de Comunidades de Regantes de la Cuenca del Ebro (Ferebro), alerta de la necesidad de que la sociedad, en su conjunto, tome conciencia de lo imprescindible que es el agua para la producción de alimentos con los que abastecer a la población mundial -en constante crecimiento- y de lo aconsejable de buscar medios de almacenamiento del agua para poder disponer de ella en los procesos productivos.

Aunque admite no saber si hay o no hay cambio climático, el también presidente de la Comunidad General de Riegos del Alto Aragón asegura que "se está detectando que el tiempo se comporta de distinta manera y estamos teniendo sequías muy largas" con precipitaciones escasas tanto de agua como de nieve.

Ejemplo de este comportamiento climático son los últimos tres meses, con precipitaciones "ridículas" y temperaturas más altas de lo habitual para esas fechas del año.

Por ello, no duda en indicar que "algo habría que hacer para empezar a hacer frente a esta problemática". A su juicio, la solución pasa por el almacenamiento del agua, "un tema que debería estar en la mente de todo el mundo", para poder disponer de los recursos hídricos cuando el agricultor precise de ellos para producir alimentos. "Es una asignatura que no hemos sabido hacer entender a la gente, porque para cultivar y producir alimentos hace falta agua, porque el secano se va a resentir más que el regadío". Incide en esta idea al apuntar que para producir alimentos de calidad y con garantías "hace falta" que se "sigan estudiando proyectos para almacenamiento de agua".

Para ilustrar esta afirmación, explica que "el poder tener garantizadas las tres comidas diarias tiene un costo por habitante y día de 3.500 litros de agua", cantidad a la que habría que añadir los consumos del agua para otras necesidades domésticas.

Trillo considera que, tal vez, "la sociedad no es consciente de lo puede llegar a pasar" porque "la gente llega a casa, abre el grifo y sale agua, o si se quiere duchar tres veces al día tiene agua, o si baja al supermercado tiene allí de todo; pero hay que empezar a pensar que detrás de la disponibilidad de todo (de energía y de agua), hay todo un mundo muy complicado, trabajo y obras que sin ellas no sería posible tener esas disponibilidades".

CRECIMIENTO DE LA POBLACIÓN

El presidente de Ferebro recuerda que la FAO (Organización de Naciones Unidas para la Alimentación) pronostica que en el año 2030 la población mundial se acercará a los 9.000 millones de habitantes, para cuya alimentación se precisará que la producción de alimentos se incremente un 30 por ciento, mientras que en el año 2015, la humanidad alcanzará los 10.000 millones de habitantes, "y para poderlos alimentar prácticamente habrá que duplicar la producción de alimentos". "Y esos alimentos -incide Trillo- tendrán que ser en regadío, no van a salir de los secanos, por lo que para producirlos hará falta agua".

En un ámbito más local, el presidente de Ferebro considera que en "la cuenca del Ebro tenemos soluciones, porque el Ebro es un río que trae 15.000 hectómetros cúbicos, de los que escasamente consumimos 6.000, por lo que todavía nos queda un colchón de unos 5.000-7.000 hectómetros, excluidos los caudales ambientales, con los que podríamos trabajar". Trillo afirma que "es el río peor regulado de España, ya que no tenemos posibilidad de almacenar ni el 50 % del agua que trae, cuando todos, a excepción del Duero (con una capacidad del 60 %), tienen más regulación que la aportación media del río".

De manera genérica, considera que haría falta una reflexión de toda la sociedad sobre el agua, su disponibilidad y su uso para la agricultura. "Va a ser muy difícil que nosotros solos, los regantes, consigamos que haya un cambio significativo en este sentido", indica.

Insiste en que "va a ser muy difícil, en tanto en cuanto se baje al supermercado y haya de todo, se pueda duchar todos los días... pero ahí está el problema, y los servidores públicos tampoco es que hagan mucha mella en esto".

Etiquetas