Aragón

ALTO ARAGÓN - FERIA AGROALIMENTARIA

Huesca se consolida como capital gastronómica de los Pirineos

Antonio Arazo y Jean-Pierre Saint Martin reciben con emoción los Premios Teodoro Bardají y eArranca el congreso que reúne a lo mejor de la cocina de montaña en la ciudad oscense

Huesca se consolida como capital gastronómica de los Pirineos
Huesca se consolida como capital gastronómica de los Pirineos
P.S.

HUESCA.- "Bienvenidos a la capital gastronómica de los Pirineos". Con estas palabras se refirió el presidente del departamento de Altos Pirineos y de la AECT, Michel Pélieu, al Congreso Hecho en los Pirineos, que arrancó este sábado en el Palacio de Congresos de Huesca con el objetivo de facilitar las relaciones comerciales entre la vertiente aragonesa y la francesa. Junto al responsable francés, el presidente de la Diputación Provincial de Huesca (DPH), Miguel Gracia, el alcalde de Huesca, Luis Felipe, y el presidente de la cámara agraria de Altos Pirineos, Jean Pierre Saint Martin, fueron los encargados de inaugurar la cita que celebra este año su segunda edición.

En un formato de feria agroalimentaria y congreso unidos, el evento reúne hasta el martes productores, cocineros, empresas hosteleras, administraciones locales, agentes turísticos o comercializadores de ambos lados de la cordillera pirenaica. A todos ellos se refirió Miguel Gracia como la "verdadera economía rural" con "empresas implantadas en el territorio y rentables porque fijan población".

Tanto el máximo responsable provincial como el alcalde de Huesca consideraron un acierto los resultados de la cooperación transfronteriza, que ha permitido a la provincia aprender de la experiencia francesa en la transformación de los productos y el sector de la restauración altoaragonesa sirve de referencia para Altos Pirineos.

Para el presidente de la DPH, los retos están ahora en avanzar en "un destino único con la marca Pirineos" con todo lo que eso conlleva en el mundo del turismo internacional y pone en el debate otro tema como es el "adelantarse en el ámbito movilidad" porque, según apuntó, "tiene que existir una perfecta comunión entre el que reside aquí, el turista que viene y el transporte que va a ir a más en esta zona central del Pirineo".

En esa línea también se expresó el homólogo francés Michel Pélieu, quien habló de la "creación de una AECT más ambiciosa" entre ambos territorios porque "solo así podemos situarnos entre los principales destinos turísticos del mundo y estar en una mejor posición para obtener fondos europeos que nos ayuden a consolidar este espacio común como una referencia fundamental en el ámbito del Pirineo y también a mejorar las comunicaciones, pero eso sin la parte económica es complicado", añadió.

PREMIOS COCINA DE LOS PIRINEOS

Tras las palabras inaugurales se procedió a la entrega de los primeros Premios Cocina de los Pirineos Teodoro Bardají, una de las novedades de este congreso. Por su larga trayectoria profesional fueron galardonados el cocinero oscense Antonio Arazo, ya jubilado, de los restaurantes Apolo y Arazo; y el chef francés Jean-Pierre Saint Martin, también retirado, del hotel restaurante Le Viscos en Saint Savin.

Allende Martín de Mateo, biznieta del cocinero binefarense Teodoro Bardají, entregó los galardones junto a Ymelda Moreno de Arteaga, presidenta de la Cofradía de la Buena Mesa, que conoció de niña a Bardají, porque cocinaba en casa de sus abuelos.

Un emocionado Antonio Arazo, que no pudo leer el texto que había preparado, reivindicó que hay que preservar la autenticidad en la cocina, afirmando que a Bardají hay que "practicarlo cada día".

"Me identifico con él de punta a rabo", escribió, y agradeció el premio tanto a los organizadores como a los clientes y proveedores con los que ha trabajado durante sus cerca de cincuenta años de carrera.

Por último recordó a sus colaboradores y a los cocineros que le han precedido, especialmente el añorado Fernando Abadía, y al periodista especializado José Manuel Porquet.

Más templado estuvo el cocinero francés Jean-Pierre Saint Martin, recientemente jubilado de su hotel restaurante Le Viscos, en Saint Savin, un pueblecito francés en el Pirineo central, donde continúa cocinando su hijo, séptima generación de la familia.

Saint Martin reafirmó la importancia de la gastronomía y el respeto al producto local.

La jornada inaugural terminó con una visita por la Exposición de productos, otra de las novedades de esta edición. A lo largo del día, cerca de 4.000 personas asistieron a la feria agroalimentaria en la que, además de los productores, las tres escuelas de hostelería del Pirineo, San Lorenzo, Guayente y Lautreamont, tuvieron un protagonismo destacado, elaborando menús y ofreciendo demostraciones y degustaciones al público.

Etiquetas