Aragón

ALTO ARAGÓN - TURISMO

La Diócesis de Barbastro Monzón, un museo al aire libre y accesible

Las visitas guiadas al Monasterio de Obarra o las catedrales de Roda y Barbastro son ejemplos de escaparate abierto al patrimonio

La Diócesis de Barbastro Monzón, un museo al aire libre y accesible
La Diócesis de Barbastro Monzón, un museo al aire libre y accesible
N.L.L

BARBASTRO.- La Diocésis de Barbastro-Monzón atesora un gran patrimonio artístico, una riqueza cada vez más apreciada por los visitantes, que este año han acogido con gran respuesta las visitas guiadas al Monasterio de Obarra o el aumento del horario para las visitas turísticas a la Catedral de Barbastro, que se unen a la Catedral de Roda de Isábena, que está pulverizando todos los récords durante esta época estival.

"El patrimonio diocesano no es únicamente lo que se ubica en el Museo", reconoce María Puértolas, subdirectora del Museo Diocesano de Barbastro Monzón, que apunta que "es un pequeño escaparate o una ventana abierta al patrimonio. En él están representadas pequeñas localidades a través de las obras que conservamos aquí, y eso sirve al visitante como incentivo para animarse a visitar todos esos lugares con tanto patrimonio".

A partir de esa premisa de que "la Diócesis es un museo al aire libre", el Obispado de Barbastro-Monzón, a través del Museo, ha impulsado este verano varias acciones para hacer más accesible ese patrimonio, con una excelente acogida.

Una de ellas son las visitas guiadas al Monasterio de Obarra durante el periodo estival, que han disfrutado ya más de 1.300 personas. "Los resultados son muy satisfactorios, no sólo por el número de visitantes, sino por la calidad de la experiencia", asegura Puértolas.

"El visitante aprecia que el Monasterio esté abierto en un enclave excepcional, y también encontrarse con una visita guiada, un acompañamiento que te hace entender mejor el patrimonio que estás viendo. Eso hace que la visita sea más satisfactoria", comenta.

Más de un millar de personas visitaron la Catedral de Barbastro durante el mes de julio, aprovechando el aumento de las horas de apertura a las visitas turísticas. "Se comenzó en abril tres horas por las tardes, y desde mediados de junio se amplió ese horario también por las mañanas, de 10 a 14 y de 16 a 19 horas. Hay una persona que atiende, da un folleto y se han instalado unos paneles informativos durante el recorrido por la catedral", explica Puértolas.

Sin embargo, la joya de la corona es Roda de Isábena, que este verano está rompiendo todos los récords. Si en julio recibió a 2.500 personas, en lo que llevamos de agosto más de 4.500 han visitado el templo rotense. "Lo del pueblo más bonito de España ayuda y, evidentemente, también lo es tener un tesoro como es la catedral de Roda, que en sí misma es una joya, arquitectónicamente y por el contenido que tiene también", comenta.

El Obispado de Barbastro-Monzón "tiene muy claro que tiene que apostar por el patrimonio, por las personas que habitan esas localidades donde está ese patrimonio, para que sea un motor de desarrollo y ayude a fijar población", asegura María Puértolas. Insiste en que "si en algo el patrimonio diocesano puede contribuir a las personas que viven en el territorio, que sea un valor añadido y, además, facilite la creación de empleo o fijar población, es voluntad del Obispado tener siempre ese patrimonio accesible y en condiciones".

Etiquetas