Aragón

DELITO

Presunto uso fraudulento de 200 tarjetas de crédito

Un joven ha sido detenido por la supuesta estafa por estos hechos para hacer compras por internet

Presunto uso fraudulento de 200 tarjetas de crédito
Presunto uso fraudulento de 200 tarjetas de crédito
S.E.

ZARAGOZA.- La Policía Nacional de la Jefatura Superior de Policía de Aragón ha detenido a un joven por estafa, ya que al parecer se hizo con los datos de 200 tarjetas de crédito de diferentes países para hacer compras por internet.

La Policía Nacional explica en una nota que la investigación se inició a principios de agosto, cuando los propietarios de una aplicación para móviles de venta de entradas para espectáculos interpusieron una denuncia en la que comunicaban que la sociedad que gestiona la pasarela de pago utilizada en esta aplicación les informó de que habían detectado que uno de sus usuarios habría utilizado en la misma cuenta hasta 200 tarjetas de crédito o débito de entidades bancarias extranjeras.

El Grupo de Delitos Tecnológicos analizó las operaciones y los cargos fraudulentos realizados y toda la documentación obtenida y logró identificar a los usuarios que disponían de estas entradas compradas con tarjetas extranjeras y averiguar quién era la persona que se las había vendido.

El principal investigado es un joven residente en Zaragoza que tuvo acceso a estas páginas web de ofrecimiento y venta de tarjetas. A través de su cuenta de usuario de esta aplicación, compraba entradas que posteriormente revendía para obtener un beneficio económico.

Esta modalidad de estafa, conocida como "carding", consiste en un primer lugar en la obtención y tráfico de información sobre tarjetas de crédito (numeración, CVV y fecha de caducidad), que se consiguen de maneras muy diversas: a través de páginas web o wifis abiertas, por ejemplo. En una segunda fase estas numeraciones y datos son ofrecidos y vendidos en diferentes páginas web, redes sociales o en la conocida como "Deep web".

Finalmente, estas tarjetas son utilizadas para realizar cargos fraudulentos siguiendo siempre la "regla de oro" de utilizar las tarjetas en países distintos de la entidad bancaria asociada a la tarjeta con el objetivo de dificultar la investigación de los hechos por parte de la policía, al encontrarse la víctima en un país distinto al que se comete e investiga el delito. Para evitar estas estafas, la Policía Nacional recomienda realizar compras en portales web en los que se pueda observar el historial de ventas de los ofertantes; no enviar dinero a desconocidos mediante ningún sistema de pago, salvo que se haya comprobado que es un vendedor fiable, y no facilitar datos personales a desconocidos.

Etiquetas