Aragón

URBANISMO

PSOE, PP, Cs y Vox de Zaragoza legalizan Torrevillage pese a la sentencia en su contra

Necesitaba de una adaptación legal a través del planeamiento urbanístico

PSOE, PP, Cs y Vox de Zaragoza legalizan Torrevillage pese a la sentencia en su contra
PSOE, PP, Cs y Vox de Zaragoza legalizan Torrevillage pese a la sentencia en su contra
Heraldo

ZARAGOZA.- El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado definitivamente -con los votos de PSOE, PP, Cs y Vox- la modificación del Plan General de Orden de Ordenación Urbana (PGOU) para acomodar el Plan Especial para la instalación del "outlet" de Torrevillage, declarado nulo por el Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

El consejero municipal de Urbanismo, Víctor Serrano, ha reiterado que esta modificación, a instancia de la empresa promotora, lo que hace es "seguir el mandato democrático", que se ha pronunciado en varias ocasiones con mayoría cualificada a favor de encajar el proyecto.

"Las realidades son tozudas", ha repetido Serrano, quien ha insistido en que Torrevillage es ya una realidad que necesitaba de una adaptación legal a través del planeamiento urbanístico.

Además de evitar una posible indemnización millonaria a la empresa, ha esgrimido los beneficios económicos del proyecto en materia de empleo, así como el millón de euros que repercutiría en las arcas municipales en forma de aprovechamientos urbanísticos.

Ha respondido a las críticas sobre el perjuicio que el "outlet" generaría en los comerciantes de la ciudad aduciendo que se ha activado un plan local de comercio, la rebaja de un 30 por ciento en la cuota del IBI para estos establecimientos o los trabajos en favor de la digitalización.

Desde el PSOE, la concejala María Ángeles Ortiz se ha mostrado a favor de que el planeamiento recoja "la figura adecuada" dado que las obras ya están ejecutadas prácticamente en su totalidad.

En contra se han vuelto a pronunciar ZeC y Podemos-Equo y el exalcalde, Pedro Santisteve, ha asegurado que a su sucesor se le va a recordar por ser "el Gil y Gil de Zaragoza", por utilizar la modificación del PGOU para eludir el cumplimiento de sentencias.

Además, ha advertido de que dicha modificación va contra del propio espíritu del PGOU, que habla de "uso racional del suelo", así como en contra de la normativa medioambiental.

"Se están riendo de la gente", ha dicho el portavoz de Podemos, Fernando Rivarés, quien ha vuelto a denunciar que existe un plan para legalizar lo ilegal y ha anunciado que se sumarán a la Federación de Asociaciones de Barrio de Zaragoza, CC.OO, UGT, Ecologistas en Acción o ZeC para presentar una nueva denuncia contra el proyecto de Torrevillage.

Ha esgrimido también un informe de la asesoría jurídica del pasado mandato, que otros grupos han afirmado desconocer, en el que se rechaza que necesariamente el Ayuntamiento tuviera que afrontar una indemnización millonaria a la empresa promotora de paralizarse el centro comercial y que, si la hubiera, se le podría exigir a los concejales que votaron a favor del plan especial.

Por último, ha culpado al exportavoz del PSOE, Carlos Pérez Anadón, al actual consejero de Urbanismo, a la anterior responsable de Comunicación de Torrevillage, Carmen Herrarte, hoy concejala de Cs, y al alcalde, Jorge Azcón, como "mayordomo de las elites y máster en especulación" por tratar Zaragoza como un "Monopoly" y aplicar la norma según si es "para la elite o para el pueblo", que es "el que les paga".

Julio Calvo (Vox) ha vuelto a destacar que, si se han producido irregularidades, estas son imputables al Consistorio y no a los promotores, por lo que si se frustra el proyecto las responsabilidades caerían íntegramente en el primero.

Etiquetas