Aragón

ALTO ARAGÓN - ESQUÍ EN HUESCA

Los esquiadores disfrutan de un domingo soleado en el Pirineo de Huesca

Las bajas temperaturas y las recientes nevadas propiciaron una buena jornada de esquí en las estaciones

Los esquiadores disfrutan de un domingo soleado en el Pirineo de Huesca
Los esquiadores disfrutan de un domingo soleado en el Pirineo de Huesca
S.E.

HUESCA.- El buen tiempo acompañó este domingo a los esquiadores que decidieron pasar la jornada dominical deslizándose por las estaciones de esquí de la provincia gracias al sol y algunas nevadas registradas la noche anterior que hicieron las delicias de los amantes del deporte blanco al mejorar las condiciones del elemento blanco.

En Aramón Formigal-Panticosa los esquiadores pudieron disfrutar de un soleado día de esquí. La previsión ya anunciaba que los cielos estarían despejados, lo que se convirtió en un gran aliciente para los aficionados al esquí que no dudaron en desplazarse hasta la estación y disfrutar de la jornada. "Nieve buena en pistas, más de 80 kilómetros y buen ambiente", apuntan desde el Grupo Aramón en un comunicado.

Formigal-Panticosa abre este lunes de nuevo con 82 kilómetros y pistas en los seis valles (Petrosos y Sabocos en Panticosa, y Sextas, Anayet, Portalet e Izas en Formigal) de esta estación del valle de Tena.

La jornada de este domingo fue algo más animada y, sobre todo, soleada, en las pistas de esquí del valle de Benasque. En Aramón Cerler, donde se pudo disfrutar de un dominio esquiable de 37 kilómetros, los esquiadores se deslizaron sobre la nieve caída durante la noche anterior, mientras que el frío permitió continuar con la innivación artificial en pistas.

En la estación de fondo, en Llanos del Hospital, también hubo más animación, con más esquiadores y mejor tiempo que la víspera para disfrutar del dominio disponible de 8,5 kilómetros, a la espera de nuevas precipitaciones durante la noche para ampliarlos en los próximos días.

En la Jacetania, Candanchú y Astún completaron un fin de semana de transición en víspera del puente, durante el que se espera una gran presencia de visitantes que se alojarán en Jaca y otras localidades del valle, como Canfranc y Villanúa.

Este domingo hubo una escasa afluencia, pero quienes acudieron a los centros invernales disfrutaron de una jornada espectacular gracias al sol y a una pequeña capa de nieve caída horas antes.

Además, la visibilidad fue mejor que este sábado. Las bajas temperaturas ayudan a mantener el manto blanco, que sigue superando el metro en las cotas altas.

PREVISIONES DE NIEVE

La cota de nieve experimentará este lunes un ligero descenso hasta los 1.000 metros en la divisoria con Francia y el martes sube hasta los 1.800 metros.

Etiquetas