Aragón

MESA DEL OCIO

El Justicia plantea una norma cívica para garantizar el derecho al descanso

El objetivo es implantar medidas para acabar con el ruido y mejorar la convivencia

El Justicia plantea una norma cívica para garantizar el derecho al descanso
El Justicia plantea una norma cívica para garantizar el derecho al descanso
S.E.

ZARAGOZA.- La Mesa del Justicia sobre el Ocio Nocturno en Zaragoza ha concluido en la necesidad de valorar la elaboración de una ordenanza cívica que dé respuesta a los problemas de ruido que genera el ocio nocturno en la ciudad y garantice así el derecho al descanso de los vecinos.

En esta Mesa, que se ha reunido en tres ocasiones, vecinos, hosteleros y representantes de las administraciones con competencias en las posibles materias afectadas (Ayuntamiento, Gobierno de Aragón y Subdelegación del Gobierno de España) han analizado la convivencia entre el ocio nocturno y la ciudadanía y ha elaborado una serie de propuestas tendentes a compatibilizar el ocio con el derecho al descanso.

Entre otras, los participantes consideran que debe constituirse una Mesa del Ocio en Zaragoza con carácter permanente, en el seno del Ayuntamiento de Zaragoza y con participación de las administraciones y asociaciones vecinales y hosteleras.

Debido a que la actual normativa no abarca la problemática existente en toda su extensión y a que ciertas conductas con una afección directa al derecho al descanso y convivencia no tienen una respuesta administrativa acorde, la Mesa ha subrayado la necesidad de cambio normativo que dé una respuesta "jurídica rápida, eficaz y proporcional a las demandas sociales".

Una respuesta que debe incluir, entre otras, medidas sustitutivas orientadas a la reeducación y eliminación de las citadas conductas, según se recoge en las conclusiones de la Mesa remitidas en una nota de prensa.

Así, los integrantes de esta mesa creen que un posible instrumento normativo podría ser una ordenanza cívica que regulara en un solo texto las principales conductas que afectan a la convivencia en la ciudad de Zaragoza, sin perjuicio de que otro tipo de normativas regulen aspectos concretos del problema, en especial el ruido, con caracteres más técnicos.

Dado que los problemas no vienen derivados únicamente de los propios establecimientos de hostelería, sino de la actividad de la ciudadanía en la calle, proponen estudiar también medidas para evitar el consumo de bebidas en la vía pública, en especial en el entorno de aquellos establecimientos en los que se den este tipo de conflictos.

Además de que se refuerce con carácter general el número de efectivos de la Policía Local y, en particular, en aquellas unidades implicadas en el ocio nocturno y que se valore la posibilidad de adelantar la finalización de eventos que, por motivo de la celebración de fiestas patronales, puedan provocar molestias de ruidos y especialmente en días laborables.

En el caso de molestias accesorias como el abandono de residuos, actos vandálicos u otros actos que afectan a la limpieza pública, instan a llevar a cabo acciones dirigidas a concienciar a la ciudadanía de los perjuicios que ocasionan este tipo de conductas.

Etiquetas