Aragón

ALTO ARAGÓN - SENTENCIA DEL JUICIO POR LOS BIENES RELIGIOSOS

SENTENCIA DE LOS BIENES: Ángel Pérez: "Creímos que era necesario responder para proteger la dignidad"

También se han pronunciado los abogados del obispado y del Gobierno de Aragón

SENTENCIA DE LOS BIENES: Ángel Pérez: "Creímos que era necesario responder para proteger la dignidad"
SENTENCIA DE LOS BIENES: Ángel Pérez: "Creímos que era necesario responder para proteger la dignidad"
Á. H.

BARBASTRO.- "Satisfacción por el deber cumplido" siente el obispo Ángel Pérez por la sentencia dictada por el juez Carlos Lobón que ordena la devolución inmediata de los 111 bienes a las parroquias de la Diócesis de Barbastro-Monzón.

El prelado se ha mostrado "satisfecho, sobre todo, porque hemos defendido a los más débiles, 43 pueblos que tenían retenido su patrimonio. Ha sido un desafío como pastor y creímos que era necesario responder para proteger la dignidad". Al mismo tiempo mostró "mano tendida para colaborar entre dos diócesis hermanas".

El prelado ha comparcido en rueda de prensa con antelación a los abogados que han defendido los intereses del Obispado en el juicio celebrado en Barbastro durante los días 16 y 17 de mayo. Ángel Pérez ha comentado que el objetivo no hubiera sido posible "sin el trabajo en equipo que incluye a los abogados, juristas, delegados de patrimonio. Ha sido una obra en equipo, tarea coral".

En esta línea ha resaltado "la comunión con el Gobierno de Aragón" y ha señalado que "unos siembran y otros recogen la cosecha" con citas específicas a los obispos Juan José Omella y Alfonso Milián y quienes colaboraron con ellos, entre ellos Pedro Escartín, Hipólito Gómez, Joaquín Guerrero, Alberto Gimeno, Jorge Español y los medios de comunicación con citas concretas.

En la historia del litigio tuvo protagonismo inicial el obispo Ambrosio Echebarría (1974-1999) desde que se ejecutó el traspaso, por decreto, de 111 parroquias aragonesas que pertenecían al Obispado de Lérida. Un paso decisivo que marcó, también, la primera reclamación del nuevo Obispado de Barbastro-Monzón.

Al mismo tiempo, el obispo Pérez reiteró que "hemos buscado la verdad sin beligerancias porque solo queríamos que alguien cualificado nos dijera si, realmente, lo que nosotros defendemos responde a la verdad. Nos dieron la razón por la vía canónica y nos la dan, también, por la vía civil". De todas maneras, "no nos enorgullece para nada porque somos los mismos con la mano tendida para colaborar entre dos diócesis hermanas".

En este sentido, "apostamos por la colaboración para que la Ruta del Románico sirva para paliar la despoblación de esta España vaciada y que la Diócesis, a pesar de su pobreza, tiene una riqueza impresionante, no solo en naturaleza, también en su patrimonio artístico y por supuesto, en sus personas. Nos gustaría poner en marcha la diócesis Itiner Arte porque hay proyectos de largo recorrido".

OTRAS REACCIONES

"Es un día para que las campanas de 43 parroquias diocesanas repiquen gordo porque hemos llegado al final de un largo trayecto tras el proceso jurídico" ha indicado Joaquín Guerrero, abogado del Obispado de Barbastro-Monzón, que ha comparecidocon Alberto Gimeno, abogado del Gobierno de Aragón, parte coadyuvante. Ambos han defendido la demanda civil presentada en el Juzgado de Barbastro por la devolución de las 111 obras y piezas de arte que son propiedad de las parroquias. Ambos han dejado constancia de la posible solicitud de ejecución provisional, "sería lógico y natural porque la ley lo permite, pero la decisión será del Obispado".

Guerrero ha recordado la parte del proceso canónico y el juicio celebrado en Lérida por la primera demanda civil presentada por Amigos del Museo, en mayo de 2010, donde comparecieron el vicario Pedro Escartín y el abogado Gómez de las Roces. "En la historia del litigio ha habido buen equipo de trabajo y en el caso de Jorge Español ha sido muy importante. Es un juicio que si no fuera por las concomitancia que tenía, sería tan sencillo como devolver los bienes en depósito cuando el dueño los reclama aunque luego se niega" ha remarcadado Guerrero.

En su intervención ha dejado claro que "no ha sido un litigio entre dos obispados y menos entre comunidades autónomas vecinas sino de un asunto jurídico que tenía muchas complicaciones, más de 15 años de sentencias y decretos que no se han ejecutado. El proceso ha sido largo y se han vencido grandes obstáculos de tipo procesal que han surgido con objeto de que no se llegara a esta sentencia tan importante". Sin perjuicio de las partes, "es muy posible que se recurra pero se ve el final y una ejecución provisional si procede".

La posibilidad de solicitarla, "la decisión es del Obispado y lo normal es que sea el paso siguiente para recuperar los bienes pero habrá que esperar si se recurre o no en el plazo de 20 días hábiles. Si no recurrieran, la sentencia sería firme sin necesidad de pedir ejecución provisional sino la definitiva. La ley de enjuiciamiento civil nos permite la opción de pedir la provisional si la parte contraria recurre que será lo más probable. Por nuestra parte, se pediría porque es lógico y natural".

En opinión de Guerrero, "este juicio es digno de análisis en las universidades porque ha llevado consigo todos los valladares hasta llegar a la sentencia, muy estudiada y meditada, digna de enmarcar por los bien trabajada que está. Se han superado muchos obstáculos y procesos, entre ellos los gastos de mantenimiento de las 111 obras, aunque la gran mayoría están en almacenes, salvo trece o catorce. Por lo tanto, no afectan a la exposición museística".

En este sentido, "los argumentos de reclamar los gastos al Obispado de Barbastro carecen de sentido porque es el dueño. Además, si han originado gastos también habría que distribuir los ingresos en relación a las obras. Si fuera así, tendrían que pagar dineros al Obispado de Barbastro-Monzón. La carga les corresponde a ellos"

"SON BIENES DE TRASLADO FÁCIL, SIMILAR A SIJENA"

Alberto Gimeno, -de quien ha destacado su gran labor eficiente- ha adelantado que el Gobierno de Aragón seguirá en el apoyo al Obispado en la defensa del patrimonio "al igual que ha hecho con Villanueva de Sijena para defender la propiedad legítima del patrimonio y si fuera necesario con otras diócesis sobre todo si defendemos la propiedad legitima de bienes de los aragoneses.

Al mismo tiempo, "se ha demostrado, en primera instancia, que la demanda estimatoria es justa por doble razón, jurídica y moral. El procedimiento sería normal y muy sencillo pero tiene otras connotaciones".

En este sentido Gimeno lo ha equiparado a las piezas devueltas al monasterio de Villanueva de Sijena y las pinturas murales de la sala capitular, "ambas depositadas en dos museos diferentes. Si el Obispado solicita la ejecución provisional de la sentencia la apoyaremos aunque los plazos de la Justicia son lentos, a veces. Si se consigue, sería una victoria doble sin necesidad de esperar sine die a una sentencia firme".

En cuanto a si la devolución tardaría más que las obras de Sijena - justo se han cumplido dos años- "es buen precedente de ejecución sobre todo porque son obras muebles y objetos, no como las pinturas murales, aunque será preciso esperar a que el Obispado pida la ejecución provisional. Los bienes que nos ocupan son similares a los de Sijena y el traslado es fácil, en este sentido los criterios de la otra parte serían difícilmente sostenibles desde criterios técnicos".

Etiquetas