Aragón

ALTO ARAGÓN - ESTACIONES DE ESQUÍ

Las estaciones de esquí preparan el aluvión de turistas

Tras la Nochebuena y la Navidad, los centros invernales se disponen a recibir a numerosos visitantes para fin de año

Las estaciones de esquí preparan el aluvión de turistas
Las estaciones de esquí preparan el aluvión de turistas
A.

HUESCA.- Las estaciones de esquí del Pirineo han vivido unas soleadas jornadas de Nochebuena y Navidad, y tras estas celebraciones familiares ya se disponen a recibir a miles de visitantes de cara al fin de año y, posteriormente, la festividad de Reyes, cuando se prevén niveles altos de ocupación turística en los valles.

Este miércoles, día de Navidad, Astún y Candanchú, en el valle del Aragón, permanecieron cerradas, no así Aramón Formigal-Panticosa y Aramón Cerler, que abrieron con un horario especial, de 9 a 14 horas, tras haber recibido el día anterior (24 de diciembre) la visita de Papa Noel. Santa Claus no dudó en calzarse los esquís para deslizarse por las pistas y comprobar el estado de la nieve.

En el centro del valle de Tena, Papá Noel bajó por las pistas de Anayet para recibir luego a los niños en la terraza de la Bodegueta, hacer una visita al Jardín de Infancia y, posteriormente, visitar Panticosa.

Fueron muchos los pequeños que se acercaron para hacerse fotos con él o para abrazarlo. Y también algún que otro adulto que pudo resistirse y sacó el móvil durante el descenso para inmortalizar la imagen de "Santa" deslizándose por las pistas de esquí de Aramón.

En Cerler, con un dominio esquiable de algo más de 50 kilómetros, Papá Noel pudo disfrutar de un día espectacular y se recorrió toda la estación. Su visita arrancó en Cota 2.000, después se pasó por el Corazón de #CerlerEnamora para hacerse la instantánea que todos los esquiadores quieren, también se deslizó por Rincón del Cielo para finalizar en Ampriu, en el Jardín de Nieve, haciendo las delicias de los más pequeños.

De este modo, llevó su magia a la nieve, donde disfrutó de las buenas condiciones que presentan las pistas antes de hacer frente al arduo trabajo que le esperaba por la noche.

El miércoles, día de Navidad, las estaciones del grupo Aramón abrieron sus instalaciones pero con un horario más reducido que el habitual. Formigal-Panticosa ofrece cerca de cien kilómetros esquiables repartidos en 86 pistas, a las que se accede por 25 remontes y cubiertas con nieve dura con unos espesores de 10 a 95 centímetros.

Astún-Candachú, por su parte, ofrecen en conjunto unos 60 kilómetros esquiables, 67 pistas abiertas y 26 remontes. La nieve, calidad polvo, alcanza espesores de entre 25 y 150 centímetros.

Etiquetas