Aragón

PADRÓN MUNICIPAL

Crecen en población el entorno de Huesca, cabeceras comarcales y municipios turísticos

Nueve localidades del entorno de la capital, las que más crecen en porcentaje desde 2000

Crecen en población el entorno de Huesca, cabeceras comarcales y municipios turísticos
Crecen en población el entorno de Huesca, cabeceras comarcales y municipios turísticos
R.G.

HUESCA.- La población del Alto Aragón ha aumentado desde 2000. En el Alto Aragón residían a 1 de enero de 2019 220.461 personas, 15.031 más que en 2000. Este crecimiento se concentra en la capital oscense y su entorno, las cabeceras de comarca y municipios turísticos situados en el Pirineo y especialmente cerca de la nieve.

El caso más significativo es el de la ciudad de Huesca y su área de influencia: ocho municipios de su entorno son los que más han crecido en términos porcentuales desde 2000, de acuerdo con los datos del padrón oficial, publicados por el Instituto Nacional de Estadística el pasado 27 de diciembre.

Tierz, Igriés, Nueno, Chimillas, Monflorite-Lascasas, Quicena, Arguis y Banastás son los municipios con mayor aumento porcentual en lo que va de siglo.

En todos los casos, el incremento de vecinos es significativo, aunque especialmente, en Tierz e Igriés: en el primer municipio, constaban a 1 de enero de 2019 771 habitantes, 591 más que en 2000; en el segundo, eran 723, con un aumento de 498 respecto a 19 años atrás.

En todas estas localidades se han construido en las últimas décadas urbanizaciones que han atraído a nuevos pobladores, en no pocos casos personas que vivían en Huesca.

La capital también ha crecido. Suma en este periodo 7.479 vecinos más y se ha situado en 53.132 habitantes. Comenzó 2000 con los poco más de 45.000 habitantes en los que se mantuvo durante los pasados años 90, y en 2001 inició un progresivo incremento de la población que le llevó a superar oficialmente los 50.000 pobladores en 2008.

Sin embargo, la ciudad de Huesca ha perdido peso demográfico respecto a la provincia. Si en 2000 los vecinos de la capital suponían el 24 % de la población de la provincia, en 2019 eran el 22.

Esta caída relativa se ha visto compensada por el crecimiento del entorno de la capital oscense. La ciudad y las 9 localidades de su redolada con más población sumaban al inicio del año pasado 57.341 habitantes, cifra que suponía el 26 por ciento de la población total del Alto Aragón.

MUNICIPIOS TURÍSTICOS

Resultan también significativos los aumentos poblacionales en municipios de la zona del Pirineo, y sobre todo en el área de influencia de las estaciones de esquí.

Entre las poblaciones con mayor incremento porcentual se sitúan Benasque (con un llamativo aumento de 659 personas), Sallent de Gállego (425 más), Aínsa-Sobrarbe (606 de aumento), Castiello de Jaca, Castejón de Sos, Fiscal, Villanúa o Boltaña. Se trata de localidades de los valles del Aragón, Tena y Benasque o del entorno del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Destacan también entre los que más crecen dos términos cercanos a la ciudad de Jaca: Santa Cruz de la Serós y Santa Cilia.

Entre los mayores aumentos en cifras relativas figuran también Salas Bajas (en el corazón de la Denominación de Origen Somontano), Albero Bajo y Viacamp y Litera.

CABECERAS DE COMARCAS

También aumenta la población las cabeceras de comarca. La que más incremento registra desde 2000, excepción hecha de la ciudad de Huesca, es Fraga, con 3.033 habitantes más. De hecho, las capitales comarcales del eje de la N-240 (Barbastro, Monzón y Binéfar) han crecido de manera significativa. Y crece también de manera destacada Jaca.

No obstante, en datos relativos es Aínsa-Sobrarbe la de mayor crecimiento, con un 38 % de población más que 2000. Cerca, Boltaña aumenta un 18,33 %.

Son significativos, por la tendencia negativa, los casos de Benabarre y Tamarite de Litera, localidades importantes que disminuyen población.

Etiquetas