Aragón

ALTO ARAGÓN - SECTOR GANADERO

El proyecto de los vallados virtuales para el ganado ya tiene fecha para las pruebas

Los collares en animales van a evaluarse en espacios abiertos a partir de marzo

El proyecto de los vallados virtuales para el ganado ya tiene fecha para las pruebas
El proyecto de los vallados virtuales para el ganado ya tiene fecha para las pruebas
S.E.

HUESCA.- El proyecto de vallado virtual para ganado E-Barana, desarrollado por la Escuela de Negocios del Pirineo (Esnepi) y coordinado por la Reserva Biosfera Ordesa Viñamala, continúa avanzando para tratar de ofrecer una alternativa más ecológica y sostenible de la gestión del ganado a través de collares con geolocalizador, e impulsos electromagnéticos y vibratorios para delimitar los espacios al animal.

Así lo indica Sergio García, gestor de la Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala, que coordina la iniciativa, quien explica que las pruebas se van a realizar a gran escala en marzo y abril en espacios abiertos y controlados, para comprobar cómo responde el animal en fincas de la provincia que determinarán su introducción en el mercado.

Uno de los aspectos que se analizará es la viabilidad económica del aparato, que ronda los 100 euros, y se encuentra en fase experimental. "El objetivo es buscar un modelo de negocio que suponga una oportunidad para el ganadero", explica García a este periódico.

La empresa barcelonesa Hemav se encarga del desarrollo de estos collares prototipo. El ingeniero de innovación de Hemav, Adriá Martínez, describe que el proyecto E-Barana se está probando en ovino, vacuno y equino.

A través de los diferentes sensores, esta herramienta emite una señal acústica cuando el animal se acerca al límite establecido e incrementa en intensidad, pudiendo llegar a emitir en el cuello una vibración e incluso una pequeña descarga eléctrica si la res se halla en el límite con una intensidad unas "1.000 veces menor" que un pastor eléctrico convencional. "La intención es que el animal aprenda", reconoce Martínez, por lo que considera esencial la práctica de pruebas en el aprendizaje a través de estos estímulos, para indicar al animal los límites que no debe sobrepasar.

Otro de los retos que conllevará la utilización de este collar será la auto recarga de la batería a partir de pequeñas placas solares en el mismo collar.

Aunque a priori el coste se intuye elevado, la empresa Hemav va a trabajar en optimizar los costes de producción para que pueda resultar rentable para el ganadero.

Además de evitar los costes de instalación y mantenimiento de un pastor eléctrico, este sistema, añade Martínez, "ofrece más flexibilidad" al poder controlar los límites mediante una app para teléfonos móviles además de "ahorrar tiempo y reducir costes".

Por su parte, Ángel Aznar, ganadero y presidente de la Asociación de Ganaderos del Valle de Broto, subrayó las posibilidades de este sistema en caso de poder implantarse "para evitar despeñamientos" de las reses en terrenos orográficos más abruptos como la montaña. "De este modo podemos saber dónde y cómo está cada animal" de una explotación.

Frente al coste elevado de estos dispositivos electrónico, propuso la posibilidad de pedir ayudas para adquirir cada uno de ellos. "Es un proyecto no finalizado que estamos avanzando y cada vez mejor", describe.

Precisamente, Aznar tiene intención de probar estos dispositivos el próximo mes de marzo en su explotación, y vinculó su implantación con una forma de garantizar el relevo generacional, como propuesta de empleo para el futuro de los jóvenes en el medio rural y mantener la ganadería extensiva.

Etiquetas