Aragón

TEMPORAL

La Dana causa crecidas ordinarias en toda la cuenca del Ebro pero sin afecciones

La CHE recomienda seguir de cerca la evolución de la situación hidrológica de la cuenca

La Dana causa crecidas ordinarias en toda la cuenca del Ebro pero sin afecciones
La Dana causa crecidas ordinarias en toda la cuenca del Ebro pero sin afecciones
EFE

ZARAGOZA.- La depresión aislada en niveles altos (DANA) con intensas precipitaciones en Aragón ha provocado crecidas generalizadas aunque de carácter ordinario y sin afecciones a la población en toda la cuenca del Ebro, río que a su paso por la capital aragonesa podrá alcanzar un volumen de entre 1.200 y 1.500 metros cúbicos por segundo este miércoles.

Fuentes de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) han explicado que las DANAS son fenómenos meteorológicos muy complejos y difícilmente previsibles, sobre todo en cauces pequeños, como los afluentes de la margen derecha, donde además no hay embalses para laminar y los crecimientos extraordinarios pueden generar desbordamientos.

Aunque se han producido intensas precipitaciones se encuentran dentro de lo previsto y las crecidas en la margen derecha han sido moderadas pero ordinarias, en todo el tramo desde La Rioja hasta las cuencas del Jalón, Matarraña, Aguasvivas y Guadalope, sin desbordamientos.

En la margen izquierda se han realizado algunos embalses controlados con el fin de aumentar la laminación de las avenidas, que también se esperan de carácter ordinario.

Como consecuencia de todas estas crecidas, el eje del Ebro también está experimentando un aumento de caudal moderado de entre 1200 y 1500 m³ / s en Zaragoza, estación que en estos momentos registra un nivel de 451 m3/s.

En Castejón el caudal se encuentra estable con 1.155 m3/s.

A nivel de barrancos de pequeñas dimensiones, pueden darse crecidas repentinas con caudales importantes

En las últimas 24 horas destacan las precipitaciones registradas en la estación de la CHE de Morella, con 87,4 litros por metro cuadrado, en la Iglesuela del Cid con 84,8 litros por metro cuadrado, los 81,6 en Castellfort, los 75,8 de Mata de Morella (Castellón), los 59,8 en Añón del Moncayo o los 58 en el embalse de Santolea.

Dadas las características del evento, la CHE recomienda seguir de cerca la evolución de la situación hidrológica de la cuenca y del pronóstico meteorológico.

Etiquetas