Aragón

DOMINGO - PUEBLOS LLENOS DE VIDA

Litera de Fraga: La vida en color exuberante de las estaciones del año

Una personalidad rica con una naturaleza rebosante

Litera de Fraga: La vida en color exuberante de las estaciones del año
Litera de Fraga: La vida en color exuberante de las estaciones del año
J.C.

Litera es un barrio de Fraga con viviendas diseminadas por una amplia partida rural situada entre la autovía A-2 y la autopista AP 2, que atraviesa el Canal de Aragón y Cataluña. Son los dos ejes que dan personalidad propia y desarrollo a esta zona rural, pero que cuenta con dos de las principales zonas industriales de Fraga: la Plataforma Logística Plfraga y el Polígono Industrial Fondo de Litera.

En Litera residen unas cien familias, aunque son más las que tienen una segunda residencia en una casa de campo. Los literanos viven en casas diseminadas a lo largo de esta partida que rebosa naturaleza por sus cuatro costados y que está jalonada de ricas y extensas explotaciones agrícolas y ganaderas.

A falta de casco urbano, Litera cuenta con una zona de servicios a modo de plaza mayor, que sirve como zona de encuentro y convivencia de sus vecinos y visitantes. Junto a la autovía, en el vértice de las plataformas, se encuentra la escuela, la capilla, la biblioteca, el local de la Asociación de Vecinos y una nave multiusos con zona deportiva y de esparcimiento. La Capilla de la Virgen de Litera se construyó en los años setenta, gracias a las aportaciones de los propios vecinos (unos con dinero, otros con su trabajo físico), y a partir de entonces el barrio celebra sus fiestas mayores en septiembre. La escuela se construyó a mediados de los años sesenta y estuvo a punto de desaparecer por falta de alumnos, pero se mantuvo y a partir del próximo curso escolar contará con transporte para acercar más alumnos. La Asociación de Vecinos de Litera lleva mucho tiempo planteando la necesidad de acometer un plan urbanístico que dote al barrio de una zona de viviendas junto a esa zona de servicios, para atraer población sobre todo joven o, al menos, conseguir que los jóvenes puedan plantearse el continuar en el barrio. Además, un pequeño pueblo con calles y casas podría atraer también a un sector de población que trabaja en las empresas e industrias de los polígonos industriales que se encuentran en la zona.

La zona de servicios de Litera sirve de punto de convivencia de los vecinos en el local que cuenta con bar y restaurante y es dónde se celebran los actos de las fiestas mayores que se celebran en septiembre. Entre los actos destaca la merienda de hermandad que se celebra el sábado por la tarde y que reúne a gran cantidad de vecinos que llegan desde Fraga y otras poblaciones próximas como Aitona, ya en la vecina provincia de Lérida. Además de las fiestas, allí se celebran también otros eventos como la fiesta de los pasteles, el concurso de tortillas o el torneo local de fútbol sala.

La especial disposición urbanística de Litera, sin un casco urbano como tal, hace que el contacto con la naturaleza sea permanente para sus vecinos y también para los visitantes. El paisaje en Litera cambia al ritmo del paso de las estaciones: verde en primavera, rosa o amarillo en verano, marrón en otoño y gris-blanco con la niebla de invierno. Un paisaje que invita a ser descubierto, poco a poco, sin prisas, a pie, en bici o a caballo. Adentrarse en sus largos y llanos caminos, jalonados de acequias, embalses, plantaciones..., subir a alguna pequeña loma y merendarse un paisaje de 360 grados, circular, multicolor e inacabable. Un paisaje que, al volver tres meses después parece otro. En la diversidad y el contraste está la riqueza de Litera.

Etiquetas