Aragón

ALTO ARAGÓN - GANADERÍA EXTENSIVA

La Plataforma contra la presencia del lobo y el oso traslada su preocupación por el reciente ataque

El colectivo advierte de que ponen en riesgo el mantenimiento de la actividad ganadera

La Plataforma contra la presencia del lobo y el oso traslada su preocupación por el reciente ataque
La Plataforma contra la presencia del lobo y el oso traslada su preocupación por el reciente ataque
M.B.

HUESCA.- La Plataforma contra la presencia del lobo y oso en Aragón ha mostrado su preocupación por los ataques a la ganadería extensiva del lobo en Los Monegros y los osos en el Pirineo, que, según fuentes del colectivo, agrava la situación del sector por la caída de los precios entre el 30 % o 40 % debido al descenso del consumo.

En el caso del lobo en Los Monegros, la plataforma ha instado a la administración aragonesa a que explique por qué este animal ha estado cerca de seis meses sin atacar, si se trata del mismo lobo y si tenían constancia que durante todo este tiempo el animal estaba presente.

Por ello, el colectivo ha solicitado a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente a que asuma su responsabilidad.

Entre las reflexiones que traslada esta plataforma a la administración, señala de que el 50 por ciento de los ataques son atribuidos "a perros que nunca aparecen y por qué la gran mayoría de ataques al ganado ocurren en la zona de influencia del lobo".

Por ello, insta al consejero de Agricultura, Joaquín Olona, a que "mueva ficha si no quiere ver Los Monegros sembrada de animales muertos por un asesino depredador que disfruta matando, que no crea biodiversidad ni nada, solo causa terror y una gran preocupación, que ya está llevando a muchos ganaderos pensar si vale la pena seguir con la actividad".

En cuanto al oso, el colectivo explica que estos animales están poniendo en jaque a la ganadería del Pirineo y alerta de que "si no se pone remedio más temprano que tarde van a comenzar a cerrar explotaciones ganaderas". Según argumentan, el oso Goiat entró en el valle de Gistaín desde Francia el 4 o 5 de abril. "Desde entonces lleva entre 15 a 20 animales muertos en varios ataques". Y añaden que "a este paso un solo oso es capaz de acabar con la ganadería de un territorio" por lo que reclaman medidas al consejero Olona para evitar la desaparición de la ganadería extensiva.

Etiquetas