Aragón

ALTO ARAGÓN - PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Talleres Seguros, la bienvenida del sector del automóvil para tomar impulso

La Asociación de Reparación de Vehículos de Huesca arranca "el día después" del coronavirus

Talleres Seguros, la bienvenida del sector del automóvil para tomar impulso
Talleres Seguros, la bienvenida del sector del automóvil para tomar impulso
P.S.

HUESCA.- La Asociación de Talleres de Reparación de Vehículos Automóviles de la provincia de Huesca (ATRVA) ha iniciado una campaña informativa sobre la seguridad y la salubridad de sus instalaciones, con la aplicación de todas las medidas para preservar la integridad de empleados y de clientes frente al virus. "Hemos estado oyendo durante semanas lo del antes y el después, y ahora podemos afirmar que hoy ya es el después del coronavirus", asegura el presidente, Carlos Lanuza.

El empresario sabiñaniguense reconoce que esperaba con ganas el momento de la apertura de los concesionarios. Que desde el principio pensaron más en la sociedad que en el trance terrible que suponía la drástica reducción de la actividad. Con la intención de suscitar confianza en los consumidores, la campaña de la Asociación incide en una idea: "Ya estamos aquí, al servicio de los clientes, y con los talleres concebidos como unos lugares seguros, ocupados y preocupados por la salud de los trabajadores y de los propios clientes".

Asegura el presidente de ATRVA que las condiciones estructurales son muy distintas dependiendo de la dimensión de las empresas del automóvil, pero en todo caso hay puntos en común en cuanto a los conceptos, que dividen su acción entre las instalaciones y la protección individual. "Cada empresa está dotando de equipos de protección individual (EPI) adecuados para las funciones de cada uno, se favorece la distancia social precisa con mamparas y la recepción atiende con cita previa y con los clientes espaciados, procurando que no coincidan los clientes. No tienen ahora sentido las salas de espera, es un concepto que a fecha de hoy ha perdido vigencia y oportunidad".

En cuanto a las dependencias, Carlos Laguna afirma que se han adoptado todas las medidas para su completa inocuidad y para la desinfección de los vehículos con las técnicas más avanzadas disponibles en el mercado. Por un lado, las máquinas de ozono. Por otro, productos que limpian perfectamente las zonas vulnerables y dejan el coche impecable. Al entrar al taller, se rocían las manecillas de las puertas, el volante, el freno de mano, los cinturones de seguridad, las palancas de luces o de limpiaparabrisas entre otras. A la entrega, se quitan las protecciones a la vista del cliente con el mismo producto y en un minuto ya puede ausentarse con el automóvil. De esta manera, quedan protegidos tanto los trabajadores como los beneficiarios del servicio.

En este sentido, el presidente de la organización concluye que "los talleres están menor que nunca por una circunstancia "que nadie hubiera esperado nunca, pero con la que vamos a tener que convivir. Esto tiene un coste, pero somos conscientes de que así colaboramos con la salud de todos, y todos los talleres, como las empresas de todos los sectores, vamos a seguir esa línea".

UN REINICIO PECULIAR

El del automóvil ha sido un reinicio peculiar, primero porque realmente los talleres no han cerrado. Algunos permanecieron abiertos y otros echaron el cierre con desvío de llamadas para atender a los servicios esenciales, esto es, sanitarios, fuerzas de seguridad y otros profesionales. "También hubo coches que, cuando se inició el estado de alarma, estaban en el taller y se han entregado los primeros tras hacerles el trabajo. Y ahora nos encontramos con que recibimos llamadas porque muchos vehículos, ante la falta de movilidad, se han visto afectados, por ejemplo, con la descarga de las baterías".

Carlos Lanuza prefiere aferrarse al optimismo. "Quizás es un deseo, pero esto empieza a coger una pequeña inercia y yo creo que los talleres de reparación vamos a ir recuperando el pulso".

Otro panorama es el que se atisba en la parte comercial, donde "hay incertidumbre. Las cifras del mercado del último mes son escalofriantes". De hecho, en toda España, se vendieron las mismas unidades en todo abril que en un día de años precedentes. Ahí es donde habrá de pelear denodadamente. "Los fabricantes, las marcas, estarán buscando las maneras de arrancar campañas para el incentivo de las ventas, a la espera de ver si la administración nos echa una mano. Ahora son más necesarios los estímulos que nunca y los gobiernos se tienen que poner las pilas para renovar el parque". También lanza una llamada a la banca, "el precio del dinero va a ser fundamental porque necesitamos buenos créditos al consumo. Las entidades tienen margen suficiente para estos incentivos. Las bonificaciones en el precio de compra de las marcas y unos buenos tipos de interés tienen que dar sus frutos".

Asegura el presidente de la Asociación que ahora mismo hay productos en stock y, además, existen redes internas para que los clientes puedan acceder a las unidades que desean, se encuentren en un concesionario de Huesca o de Andalucía. Esto frenará los plazos de entrega, que se podrían resentir mientras se lanza la dinámica de fabricación".

Esa misma semana se conocía la cifra de los 92 millones de euros que han perdido los concesionarios españoles por depreciación de sus stocks.

Concluye Carlos Lanuza que el sector del automóvil "tiene un peso específico importante en el PIB de España, hace falta y es un referente. Hay que echar toda la carne en el asador para recuperar el consumo, y a la vez tener en cuenta que ahora influye en toda esta industria otra seguridad, que es garantizar la salud".

Etiquetas