Aragón

ALTO ARAGÓN - AGRICULTURA

Las primeras cosechadoras entran en los campos de cebada

Comienza la recolección en fincas de las comarcas de Monegros y Bajo Cinca

Las primeras cosechadoras entran en los campos de cebada
Las primeras cosechadoras entran en los campos de cebada
S.E.

HUESCA.- Las cosechadoras ya han entrado en campos de cebadas de secano de zonas del Bajo Cinca y Monegros. Aunque tímidamente, arranca así una cosecha de cereal que en la provincia de Huesca se espera sea "histórica", sobre todo en el centro y sur, donde las abundantes lluvias del mes de abril han favorecido el buen desarrollo de la planta.

Luis Alquézar, agricultor de Alcubierre y responsable de Uaga en la Comarca de Los Monegros, explica que fue en fincas del Bajo Cinca de localidades como Ballobar, Fraga o Candasnos donde primero comenzó la cosecha hace unos días y que el pasado viernes arrancó en Alcubierre. No obstante, reconoce que en este municipio monegrino aún está un "poco justo", por lo que no será hasta la próxima semana cuando se acelere el ritmo de la recolección para no parar hasta su finalización. "Igual tenemos que parar y a mediados o finales de la próxima semana empezaremos para no parar ya", señaló ayer a este periódico. Añadió que además las previsiones meteorológicas anuncian lluvias para el inicio de la semana, que de cumplirse también impedirán que las cosechadoras puedan salir al campo.

Tras la recolección de la cebada llegará la del trigo, primero en la franja central de la provincia y después en las comarcas del norte, aunque aún quedan días y semanas para ello.

Luis Alquézar no duda en apuntar que, en un principio, la cosecha de cereal en la provincia "puede ser histórica, sobre todo en zonas como Monegros, que este año están impresionantes", mientras que en el norte de la provincia "está un poco más floja", debido al exceso de agua provocado por las abundantes lluvias del mes de abril.

Estima que, aunque aún es pronto para hacer un cálculo, se podrían alcanzar rendimientos de hasta 4 toneladas por hectárea. La gran mayoría de la producción cerealista del Alto Aragón se destina a la fabricación de pienso para alimentación animal, y el resto para harinas, en el caso del trigo, o la fabricación de cerveza, en el caso de la cebada.

Frente a las buenas previsiones de producción cerealista, el dato negativo son los precios, "que están bajando bastante rápido", lamenta Luis Alquézar.

Etiquetas