Aragón

ALTO ARAGÓN - PANDEMIA DE CORONAVIRUS

El coronavirus golpea desigualmente al Alto Aragón

El Alto Gállego y Sariñena tienen los incrementos más fuertes de servicios funerarios desde el estado de alarma

El coronavirus golpea desigualmente al Alto Aragón
El coronavirus golpea desigualmente al Alto Aragón
S.E.

HUESCA.- La pandemia de coronavirus recorre de manera muy desigual la provincia altoaragonesa, con territorios muy afectados (Alto Gállego, Sariñena o la propia capital) y otros que, hasta ahora, se han mantenido bastante al margen.

Este desequilibrado impacto de la covid-19 también tiene su reflejo en los entierros y cremaciones que han tenido que hacer las funerarias locales.

Desde la Funeraria Hermanos Navas, ubicada en Sabiñánigo, manifiestan que desde la entrada en vigor del estado de alarma hasta finales de la semana pasada han realizado más de 25 servicios funerarios y 15 incineraciones en el crematorio de Huesca. "Es una auténtica barbaridad porque somos poblaciones muy pequeñas", expresan. Las cifras mencionadas, recalcan, incluyen todo tipo de muertes, no solo coronavirus, pero recuerdan que la pandemia ha afectado mucho en la comarca, sobre todo en la Residencia Alto Gállego de Sabiñánigo y La Conchada de Biescas, así como en Orós y Gavín, teniendo en cuenta el tamaño de estas poblaciones.

También la Funeraria Hermanos Giral, de Sariñena, ha notado "bastante repunte" en los servicios funerarios que ha prestado desde el pasado 15 de marzo, cuando el Gobierno central decretó el estado de alarma.

Esta funeraria, que además de Sariñena presta servicio a casi toda la comarca de Los Monegros a excepción de Grañén, cuantifica en un 40 por ciento el incremento de servicios en la comparativa de marzo a mayo del año pasado con el mismo periodo de este año con pandemia.

En total, 25 defunciones desde el estado de alarma de las que 17 han sido oficialmente con coronavirus aunque "tampoco se han hecho pruebas a todos los casos. En las residencias sí, pero a quienes han muerto en domicilios no", especialmente al principio de la pandemia de coronavirus, agregan.

La otra funeraria de la comarca monegrina, la de Hermanos Alastrué, situada en la localidad de Grañén, apunta que el incremento de servicios funerarios en su caso ha sido "moderado".

"La zona, salvo Sariñena, ha sido privilegiada y no ha tenido brotes", explica Rafael Alastrué sobre la incidencia del coronavirus.

IMPACTO MENOS AGRESIVO EN HUESCA CIUDAD

El coronavirus ha tenido un impacto alto en vidas en la capital altoaragonesa -con la Residencia de Los Olivos como foco más letal-, aunque en términos relativos la incidencia de la epidemia en Huesca ciudad ha sido inferior a la sufrida en localidades más pequeñas como Biescas o Sabiñánigo.

Esta circunstancia también se nota en los datos de las funerarias locales.

Según manifiestan desde la Funeraria Bernués, desde el 14 de marzo -un día antes del estado de alarma- hasta finales de la semana pasada han hecho 50 entierros o cremaciones, "un pequeño aumento porcentual respecto al año pasado, pero nada exagerado".

De igual manera, otra funeraria de la capital altoaragonesa, La Oscense, tampoco ha registrado ninguna subida significativa desde el 14 de marzo hasta finales de la semana pasada. En concreto, y según detalla Sergio Castellar, el número de servicios funerarios desde entonces ha sido de 48.

Etiquetas