Aragón

ALTO ARAGÓN - TORMENTAS

El granizo del miércoles daña frutales en Osso de Cinca

Las afecciones en esta localidad se suman a las registradas en los términos de Alcubierre y Gurrea de Gállego

El granizo del miércoles daña frutales en Osso de Cinca
El granizo del miércoles daña frutales en Osso de Cinca
S.E.

HUESCA.- La tormenta de pedrisco de la tarde del miércoles pasado que afectó a varias poblaciones de la provincia se ha saldado con daños en campos de cereal como Alcubierre y Gurrea de Gállego, en esta última con desperfectos en el casco urbano, a los que hay que sumar los registrados en frutales de variedades tempranas como en Osso de Cinca.

Así lo indicaron vecinos y afectados en las tres localidades, que como nexo común tienen previsto solicitar indemnizaciones a Agroseguro por los daños antes de reanudar su actividad.

Los campos de frutales de nectarina y albaricoques de Osso de Cinca en sus variedades mas tempranas se vieron afectados entre un 80 y 90 por ciento de la producción, por una tormenta de pedrisco que se registró a las siete de la tarde del miércoles.

Según Óscar Moret, responsable de fruta de Uaga Aragón, fue en la cabecera del municipio donde se registraron más daños. Una situación que, en su opinión, repercutirá en la mano de obra destinada a la recogida "que puede perder su trabajo".

A su juicio, "hay que darse cuenta del coste social de una pedregada" por los puestos de trabajo que se pierden por este motivo, aunque los afectados periten los daños con sus aseguradoras.

Todo ello, añade Moret, "puede generar una dinámica peligrosa con el cierre de explotaciones frutícolas en el Bajo Cinca" y que "generan muchos más beneficios que los cereales".

En declaraciones a este periódico, el alcalde de Gurrea de Gállego, Carlos Til, comenta que los daños materiales ocasionados en algunos de tejados de uralita y los desperfectos en algunos vehículos son mucho menores que los registrados en septiembre de 2016, donde hubo afecciones que alcanzaron a varios inmuebles de propiedad municipal. También en Gurrea hubo daños localizados de pedrisco en campos de cebadas, trigos y almendros con un porcentaje de daños que estimó entre el 30 y 40 por ciento por la última tormenta.

En la localidad monegrina de Alcubierre, los daños en las cosechas de cereal y cebada fueron localizados en torno al 25 por ciento de la producción en el monte de Mayuelo, muy próximo al núcleo donde al final no hubo afecciones.

"Ha roto espigas, hay granos por el suelo y las rachas de viento pueden incrementar los daños", comenta. Paralizada la cosecha, ahora pedirán cobertura a Agroseguro.

El granizo del miércoles también alcanzó explotaciones de cereal de Grañén y de cereza, en el término de Bolea.

Este es el segundo episodio en apenas unos días de fuertes lluvias con granizo después de las registradas el domingo pasado en Robres, que además de producir daños retrasos en la cosechas de cereal, causó afecciones en habas y guisantes.

Etiquetas