Aragón

ALTO ARAGÓN - SIERRA DE GUARA

José Luis Bergua: "Guara necesita oportunidades para trabajar y poder vivir allí"

Presidente del Patronato del Parque Natural de la Sierra de Guara

José Luis Bergua: "Guara necesita oportunidades para trabajar y poder vivir allí"
José Luis Bergua: "Guara necesita oportunidades para trabajar y poder vivir allí"
D.A.

HUESCA.- Conoce muy bien el norte del Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara, por donde ha caminado durante horas e incluso días siguiendo los pasos de San Úrbez, por la nueva ruta que une el Pirineo con la capital oscense. Ahora, recién nombrado presidente del Patronato, José Luis Bergua, concejal del Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe, se volverá a echar la mochila a la espalda para conocer más a fondo el sur, desde Paúles hasta Santa Cilia de Panzano. El Parque de Guara es el más grande de Aragón, con 47.453 hectáreas y 33.286 en zona periférica. Abarca cuatro comarcas (Sobrarbe, Somontano, Alto Gállego y La Hoya de Huesca) y 14 municipios (Abiego, Adahuesca, Aínsa-Sobrarbe, Alquézar, Arguis, Bárcabo, Bierge, Boltaña, Caldearenas, Casbas de Huesca, Colungo, Huesca, Loporzano, Nueno y Sabiñánigo). Con todo, ni siquiera le hace falta recorrer todos los senderos porque conoce su potencial y sus necesidades.

Tras cuatro años en la junta directiva como representante de los Ayuntamientos, asume la presidencia. ¿Qué retos se plantea—

En el pasado mandato ya se logró aumentar la junta directiva con más participación de asociaciones y colectivos, con el objetivo de trabajar por la gente que vive en Guara y en su entorno, y en este sentido habrá continuidad. Desde el patronato tenemos que promocionar el Parque para conseguir que venga más gente y que haya más posibilidades de empleo. Y, sobre todo, dar más facilidades a las personas que viven en el territorio, tanto ganaderos como agricultores, o las personas que se dedican al sector servicios.

¿Es difícil vivir en Guara—

Es el único Parque de Aragón que tiene pueblos y gente viviendo dentro del espacio natural. Se marcan normas para todos los espacios protegidos pero Guara es especial y en los patronatos hay quejas por eso. La idea de la junta directiva -y lo digo así porque vamos a trabajar en equipo, ya que hay dos expresidentes- es facilitar la vida.

Es una área muy extensa, con muchos núcleos, pero muy despoblada. ¿Qué acciones o inversiones necesita—

La zona pierde población y necesita oportunidades de trabajar y vivir allí, para lo que son fundamentales las comunicaciones de todo tipo, tanto de carreteras como de teléfono e internet. Además, queremos fomentar la ganadería extensiva, la agricultura y los productos agroalimentarios y, en cuanto a servicios y turismo, fomentar el ecoturismo, interpretado con guías, porque eleva exponencialmente el valor de la visita. Tenemos que dar a conocer un poco más la Sierra de Guara, sobre todo en las temporadas fuera del verano, porque tiene muchas oportunidades de desarrollo; y para atraer a mucha gente de Europa.

El barranquismo y los deportes de aventura funcionan muy bien, pero ¿habría que diversificar—

Es fundamental. Pensamos en cómo se puede favorecer la ganadería extensiva, porque cada vez hay menos; y nos gustaría trabajar el tema que está tan en boga de los productos km 0. Además de potenciar la actividad actual en torno a los cañones, se podría trabajar más el senderismo y el cicloturismo de la BTT, porque hay tantos kilómetros de caminos increíbles... que hay oportunidades de crecer más y de desestacionalizar. Además, hay un rico patrimonio cultural con abrigos rupestres, ermitas, pueblos...

¿Se conoce poco Guara—

Sí. De hecho, en mi opinión, Huesca y Aragón nos venderíamos mejor en Europa con el prepirineo, porque los senderos que hay son muy vendibles. Solo hay que ver que los franceses vienen mucho a Guara. Los europeos ya tienen más montañas pero no están acostumbrados a la sierra y les gusta mucho.

Hay un proyecto para construir el llamado Eje Norte de Guara, 15 kilómetros que unirían Bara con Las Bellostas. ¿En qué punto está—

Es una reivindicación de 30 años, desde que se creó el Parque (1990). Los pueblos pierden población y sería una manera de revitalizar unos 15 o 20 núcleos, e incluso de recuperar otros que se tuvieron que abandonar (Miz, Nasarre, Otín, San Hipólito, Letosa, Bagüeste...). La pasada legislatura se apoyó desde la consejería y se financió el proyecto, que ahora tiene que recibir el visto bueno de las diferentes administraciones (Inaga, CHE...). Solo pido que no vaya tan lento que si un día se consigue ya no viva nadie en todos estos pueblos. Por ejemplo, en Las Bellostas quedan cinco vecinos mayores. Se han estudiado proyectos para montar algún servicio, pero es inviable. El Eje Norte daría la posiblidad a todos estos pueblos de proyectos viables y de vivir todo el año. Además, se conseguiría un recorrido circular para el cicloturismo, para vehículos pequeños... Sería como cerrar el círculo.

Etiquetas